Clio: revancha francesa

LOS ÁNGELES
Para los que busscan un auto pequeño, pero cumplidor

La primera vez que el Clio Sport llegó merrcado muchos se sorprendieron de las capacidades de este pequeño auto; ahora, las expectativas no son pocas.

A diferencia de cuando llegó por primera vez, hace más de 10 años, el nuevo Clio RS gustará más en la parte exterior. Si bien el diseño es muy deportivo, éste es un poco menos francés que antes. Están todos los elementos bien estilizados, incluyendo un frente muy aerodinámico, con una parrilla delgada y siguiendo el flujo del vehículo; interrumpida únicamente por el rombo de Renault en generosas proporciones.

Uno de los puntos importantes del nuevo Clio RS, es que ahora se trata de un modelo de cuatro puertas. La marca francesa ha querido mantener el perfil lo más deportivo posible y ha ocultado en el poste "C" la manija de las puertas traseras. Es una estrategia ya conocida, que muchos otros hatchback de su segmento ya la han utilizado, pero que produce buenos resultados, pues el Clio sí podría pasar como un dos puertas (o tres pues es hatchback) ante miradas distraídas.

En la parte mecánica Renault tiene un tren motriz moderno y a la altura de sus competidores en el mercado. Utiliza un pequeño motor de 1.6 litros de desplazamiento turbocargado. Genera cerca de 200 caballos de fuerza y 177 lb-pie de torque.

Esta vez no hay transmisiones manuales disponibles, sino una automática de doble embrague. La transmisión es de seis velocidades y se puede conducir ya sea en la modalidad Sport o la modalidad Race, con cambios manuales con controles tras el volante.

La calibración de la transmisión es claramente deportiva y en la modalidad Sport mantiene relaciones bajas para tener al motor en un régimen alto de revoluciones. Siempre se puede hacer el cambio de forma manual ya sea para revolucionarlo más o relajarlo, pero aún en la modalidad automática el pequeño auto siempre está listo para correr.

Los avances del Clio Renault Sport han sido importantes. Éste es un auto avanzado tecnológicamente y no sólo por las apps del tablero que pueden mostrar fuerzas g y demás, sino en su tren motriz y calidad de manejo.

En cuanto al precio, también ha avanzado y de forma importante. Renault pide casi 380 mil pesos por la versión de tela y casi 400 mil por la versión con asientos de piel y esto lo pone en un segmento con competidores muy fuertes (en popularidad y potencia).

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
61°