Los padres negros y latinos quieren mejores maestros y clases más difíciles para sus hijos

Los padres negros y latinos quieren mejores maestros y clases más difíciles para sus hijos

Títulos y programas de noticias de todo el país a menudo presentan a padres de familia preocupados sobre el estrés que provoca la carga de tarea en sus hijos, o las nuevas pruebas estandarizadas.

Sin embargo, una coalición de grupos de derechos civiles sostiene que existe una gran población cuya voz permanece ausente cuando se habla de las necesidades de las escuelas. En una encuesta nacional entre padres negros y latinos en los EE.UU., la organización Leadership Conference Education Fund descubrió que estos padres se preocupan por tener buenos maestros, más dinero para sus escuelas, y porque sus hijos tengan un plan de estudios más desafiante.

La encuesta fue realizada por la firma de investigación Anzalone Liszt Grove y encargada por Leadership Conference on Civil and Human Rigths’ Education Fund, el brazo sin fines de lucro de un grupo de organizaciones de derechos civiles tales como el Consejo Nacional de La Raza, la National Association for the Advancement of Colored People y los sindicatos nacionales de profesores. Se encuestó a 400 padres negros y a 400 padres latinos, con un margen de error de 4.9 % para cada uno.

La mitad de los encuestados cree que lo que más se necesita para que una escuela sea destacada es buenos maestros. Sólo el 2 % en cada grupo citó una menor dependencia de las pruebas estandarizadas como el componente más importante de la buena educación.

La mayoría de los padres negros y el 45% de los padres latinos encuestados creen que los niños en sus comunidades reciben una educación peor de la que reciben los alumnos blancos.

La encuesta no sondeó a padres blancos o asiáticos debido a la falta de recursos de la organización y también al deseo de los investigadores de amplificar las voces de otros sectores, señalóScott Simpson, director de medios y campañas de Leadership Conference. Los niños negros e hispanos representan aproximadamente el 40% de la población escolar pública en los Estados Unidos. “Sentimos que estas voces deben hablar por sí mismas”, afirmó Simpson. Estas voces son particularmente importantes ante la nueva ley federal de educación que requiere que los estados, incluido California, decidan cómo definir y medir una buena escuela.

Los padres que respondieron que los estudiantes blancos reciben una mejor educación que sus hijos atribuyeron la disparidad a la falta de financiación, recursos, maestros inadecuados y racismo, según la encuesta.

Los padres negros y latinos creen que  los estudiantes de bajos ingresos en sus comunidades que llegan a la universidad lo logran no por la calidad de su educación, sino gracias al apoyo de las familias y a su propio trabajo. “Hay una sensación de que el sistema educativo no está cumpliendo como debiera con los estudiantes de color”, dijo Matt Hogan, socio deAnzalone.

Los padres tienen razón. Los estudiantes de color tienen más probabilidades de tener maestros con menos experiencia ycon salarios inferiores, precisó un informe del gobierno. ¿Otro problema? Los cursos no son lo suficientemente desafiantes para los niños.

Los padres parecen preocuparse constantemente de que sus hijos tengan demasiada tarea. Este tema surgió en la investigación centrada en las comunidades blancas, explicóHogan. Pero casi todos los padres negros y latinos encuestados creen que sus hijos necesitan clases más desafiantes, según el sondeo.

La reportera de planta de Los Angeles Times Joy Resmovits contribuyó con esta historia.

Encuentre a Sonali Kohli en Sonali.Kohli@latimes.com, o por Twitter en @Sonali_Kohli.

Traducción: Diana Cervantes.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
77°