Enfermedades respiratorias se elevan al menos un 15 % en temporada invernal

Las enfermedades respiratorias del tracto alto se elevan al menos un 15 % durante la temporada invernal y, de no ser tratadas de manera adecuada, pueden complicarse hasta llevar a la neumonía o bronquitis, alertó hoy un especialista.

"La laringitis, faringoamigdalitis, faringitis, resfriados comunes e influenza pueden comprometer al tracto respiratorio bajo, lo que puede complicarse sino se lleva un buen tratamiento", aseguró a Efe David Osorio, jefe del servicio de urgencias del Hospital 24 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)

El especialista detalló que los casos se elevan entre los meses de octubre a febrero, y destacó que el clima es uno de los principales factores que favorecen la proliferación de estas enfermedades.

"Cuando hay mucho viento se favorece la sobrevida de los virus, y estas infecciones están asociadas a virus por lo que el clima es lo primero que favorece", indicó Osorio.

La edad y enfermedades crónico degenerativas son otros dos factores de riesgo que potencian este tipo de enfermedades.

"A los niños menores de cinco años y adultos mayores de 60 años, quienes padecen obsesidad, diabetes, hipertensión, VIH, enfermedades pulmonares crónicas, renales o cardiovasculares, se les recomienda la vacunación contra influenza estacional o neumococo", expresó.

El especialista señaló que en lugares como la Ciudad de México donde los niveles de contaminación son altos, se debe tener especial cuidado.

"La contaminación puede provocar otro tipo de inflamaciones en el tracto respiratorio que pueden agravar cuadros de infecciones y pueden empeorar", indicó.

De acuerdo con cifras oficiales, en México las enfermedades respiratorias provocan el 60 % de ausentismo laboral y 40 % de inasistencia en las escuelas, por lo que sobre todo los grupos vulnerables deben estar vacunados y protegidos.

Además de la vacunación, el especialista recomendó evitar realizar ejercicio al aire libre así como tomar otras medidas de higiene.

"El lavado adecuado de manos, evitar usar toallas de tela, usar gel antibacterial, evitar contacto con personas con infecciones respiratorias, evitar fumar o estar en contacto con fumadores", señaló.

Si ya se tiene una infección respiratoria Osorio recomendó tener una cultura de sanidad.

"Es muy común que si estornudamos nos tapamos la boca con la mano y después no nos lavamos las manos ni hacemos uso de alcohol o gel y estamos en contacto con superficies, saludamos de mano o beso, es importante tener cuidado con estas medidas para evitar el contagio", insistió.

El experto explicó que síntomas como escurrimiento nasal, enrojecimiento de la nariz, congestión nasal, tos con o sin expectoración de flemas, dolor al deglutir, dolor en las articulaciones o decaimiento son síntomas normales de una infección viral.

No obstante, sino baja la fiebre, se sufre dolor de pecho asociado a la tos y dificultad para respirar, sugirió acudir de manera inmediata con un especialista quien determinará el nivel de gravedad de la infección.

"La mayoría no requiere de antibióticos, sino de tratamiento sintomático. Pero si se complica lo mejor es no automedicarse, acudir con un médico y respetar el tratamiento para que la infección no se complique", concluyó.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group