¿Se puede hacer carne sin animales? Hampton Creek está apostando su futuro a eso

Josh Tetrick se ha enfrentado a Big Mayo, la industria avícola, a Target, a su propio personal y a la junta de directores.

Ahora, el empresario de 37 años al frente de Hampton Creek promete vencer a un puñado de empresas nuevas de tecnología de alimentos que buscan comercializar carne hecha sin animales.

"Estamos a punto de vender un producto antes del fin del próximo año", dijo Tetrick, cuya compañía dice que ha cultivado carne de pollo en un laboratorio, luego la mezcló con otros ingredientes para fabricar prototipos de piezas de pollo.

"No es una planta; es 100% carne", dijo Tetrick, agregando que la compañía cree que" puede hacer pollo que sabe tan bueno como el mejor pollo en el planeta "- así como carne o pescado.

Para llegar a esto, Hampton Creek reconstruyó su junta directiva después de que los miembros anteriores salieran en masa en junio en medio de informes de division sobre el liderazgo de Tetrick. A diferencia de la vieja junta, los nuevos directores están en favor de la industrialización y comercialización de sus alimentos.

 

Los cambios, anunciados la semana pasada, son los últimos en la forma de esta empresa de San Francisco que prometió hace seis años revolucionar la forma en que se producen los alimentos, empezando por eliminar los huevos de la mayonesa.

Hampton Creek se calificó a sí mismo como una empresa débil luchando  contra el gigante internacional de alimentos Unilever, el fabricante de la mayonesa de Hellmann y la American Egg Board, en torno a la polémica de si su producto, hecho sin huevos podría llamarse " mayonesa”.

La compañía también llegó a un compromiso con los reguladores federales que le permitió mantener la palabra  “mayo "en su etiqueta.

Pero Hampton Creek también ha sido perseguido por los informes que en secreto compró de nuevo sus propios productos de los estantes de los minoristas, supuestamente para aumentar las ventas, y que vendía productos contaminados y mal etiquetados a los minoristas. Esta última acusación anónima, que no fue investigada por la Administración de Alimentos y Medicamentos, sin embargo, hizo que Target eliminara los productos de Hampton Creek.

La compañía ha lanzado recientemente una ofensiva, anunciando una cartera de propiedad intelectual reforzada que espera que ayude a Hampton Creek a crear "carne limpia, sin los costosos recursos y las prácticas desagradables involucradas al criar y matar animales”.

Una rama de los intentos de la ciencia de cultivar órganos humanos, la carne limpia es un esfuerzo arriesgado todavía cargado con problemas tecnológicos no resueltos. Pero un éxito comercial dejaría beneficios inmensos, dado el crecimiento de la población mundial,  el aumento en el consumo de carne y los cambios climáticos que están exacerbando la escasez de recursos involucrados en la agricultura industrial.

Derivado por algunos como una empresa de alimentos que se disfraza de una start-up de tecnología, Hampton Creek - que ha recaudado más de 200 millones de dólares en capital de riesgo - parece mejorar su imagen mediante la cartografía de un camino de investigación intensiva.

"Somos una empresa de fabricación", dijo Tetrick. "Tenemos tecnología, pero fabricamos alimentos que la gente come... Sólo hay un conjunto de capacidades y habilidades alrededor de ese tipo de compañía que es diferente de una compañía de software, y hemos tratado de tener un consejo que refleje más de este enfoque".

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group