Los inversores se preguntan: ¿Snap se convertirá en Facebook, o en Twitter?

Los inversores se preguntan: ¿Snap se convertirá en Facebook, o en Twitter?

¿Snap Inc. es el próximo Facebook o Twitter?

Esa es la pregunta para muchos, mientras la compañía responsable de una de las OPV (oferta pública de venta) tecnológicas más populares en los últimos años continúa buscando impulso antes de su informe de ganancias del tercer trimestre, planeado para este martes.

Por un lado, Snap fue elogiada por apelar a los jóvenes usuarios -difíciles de convencer- y por seguir revelando características innovadoras, como los lentes Bitmoji de realidad aumentada y los mapas Snap, que permiten a los usuarios seguir a sus amigos y noticias de última hora en todo el mundo. Pero por otro, la empresa de medios sociales no logra aumentar su base de usuarios lo suficientemente rápido como para generar los ingresos publicitarios que necesita para impresionar a los inversores.

Tampoco ayuda el hecho de que Facebook, Instagram y WhatsApp repliquen consistentemente la tecnología de Snap, impidiendo que los especialistas en mercadotecnia inviertan más de sus presupuestos publicitarios a la firma con sede en Venice y su aplicación de video, en desaparición.

El desafío que enfrenta Snap se refleja en el precio de sus acciones, que no han igualado su marca de salida a bolsa -de $17 dólares- desde principios de julio. A pesar de las modestas ganancias en los últimos tres meses, las acciones de Snap están un 45% por debajo desde su máximo histórico de $27.09, alcanzado el día después de la oferta pública, el 2 de marzo pasado. Las acciones cerraron este lunes a $14.83.

Puede ser demasiado pronto para decir si Snap es una marca de nicho como Twitter -cuyo crecimiento de usuarios se estancó después de alcanzar los 300 millones activos mensuales en 2015- o una herramienta omnipresente como Facebook, que disfruta de fuertes ingresos por publicidad y de un 16% de la población mundial como usuarios activos mensuales. Los analistas ahora plantean la cuestión como una forma de explicar el lento desempeño de Snap.

James Cakmak, un analista de Monness, Crespi, Hardt & Co., sugirió en una nota de investigación a los clientes que calificar el éxito de Snap con base en el crecimiento de los usuarios puede ser erróneo. En lugar de ello, deberían reducirse las expectativas. Snap puede esperar un éxito razonable con sus usuarios principales y como una alternativa creíble a Google y Facebook, que en conjunto controlan alrededor del 60% del mercado publicitario digital de los EE.UU., según la firma de investigación EMarketer.

"Lo mejor para estas plataformas de nicho, en nuestra opinión, es abrazar por completo ese concepto y renunciar a la historia de los usuarios activos mensuales", escribió Cakmak. "Es mejor maximizar y extraer el máximo valor de los usuarios más comprometidos en lugar de tratar de ser todo para todo el mundo”.

Determinar finalmente a quién sirve Snap es algo con lo cual la empresa deberá lidiar más temprano que tarde. Los analistas no esperan que el crecimiento se modifique mucho de sus 173 millones de usuarios activos diarios (para comparar, Facebook reveló la semana pasada que sus dos análogos de Snapchat con video efímero, Instagram Stories y WhatsApp Status, ahora tienen 300 millones de usuarios activos diarios cada uno).

"Si bien las mejoras en los productos de Snapchat pueden ser atractivas para su base existente, no esperamos ninguna inflexión futura en el crecimiento de estos", escribió Michael Pachter, analista de Wedbush Securities, en una nota de investigación. "No tenemos dudas de que Snapchat puede hacer crecer sus impresiones y su compromiso entre un grupo demográfico atractivo, pero como la compañía ha declarado firmemente, aún es pronto para su monetización”.

De hecho, Evan Spiegel, cofundador de Snap, ha dicho en repetidas ocasiones que tomará cinco años realizar el potencial de su compañía. "Desarrollamos nuestro negocio con creatividad", afirmó Spiegel a The Times el día de la salida a bolsa de la compañía. "Y vamos a tener que pasar por un proceso educativo durante los próximos cinco años para explicar a la gente cómo nuestros usuarios y esa creatividad crean valor”.

A Spiegel también le gustaría que los inversores se concentren menos en el crecimiento actual y más en cómo fielmente los usuarios existentes interactúan con la aplicación. Una base de usuarios comprometida podría presagiar una más grande en el futuro, sostiene la compañía.

Hasta entonces, los analistas esperan que los usuarios activos diarios suban modestamente. Pachter estima sólo 181 millones en el tercer trimestre, y pronostica ingresos de $212 millones y ganancias por acción de 15 centavos -por debajo del consenso de los analistas, de $238 millones en ingresos y ganancias por acción de 16 centavos-.

Laura Martin, analista de Needham & Co., comentó sus expectativas aún más bajas para el crecimiento de usuarios de Snap en los últimos tres meses, estimando sólo 178 millones de usuarios activos diarios. Más aún, cuestionó la estrategia de hardware de Snap con Spectacles, las gafas de sol con cámara que tuvieron escasas ventas y, según los informes, no lograron despertar el interés de sus propietarios a largo plazo.

"Típicamente, los múltiplos de valuación en el hardware son mucho más bajos que los del software porque el hardware (como Spectacles) consume mucho capital y tiene márgenes mucho más bajos", escribió Martin a los clientes.

Sin embargo, la analista no renuncia a Snap a largo plazo. La compañía aún tiene el beneficio de atraer a los principales grupos de publicidad de entre 13 y 34 años de edad y su negocio se alinea perfectamente con algunas de las tendencias clave de la industria tecnológica, como móvil, video y social, escribió.

Debra Aho Williamson, una analista de EMarketer, señaló que ella y muchos de sus colegas de la industria se mostraron escépticos ante Facebook poco después de su debut en el mercado de valores, en 2012, al igual que con Snap en la actualidad.

"Pensamos que Facebook no iba a poder construir un negocio de publicidad móvil", aseguró Williamson. “Quedamos como tontos, porque Facebook se convirtió en uno de los editores de anuncios móviles más grandes del mundo. Snap está en una posición similar", agregó. "Tienen muchas expectativas y están trabajando muy duro para construir una herramienta publicitaria y capacidades de medición como sus competidores. Estas cosas toman tiempo. Se trata de una compañía que está trabajando y necesita seguir pisando el acelerador".

Traducción: Valeria Agis

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
64°