Volkswagen quiere destronar al Renault Kwid produciendo un modelo mas económico para los mercados emergentes

El grupo Volkswagen, el mayor fabricante mundial de automóviles por volumen y Tata Motors, la mayor compañía de automóviles de India por ingresos, están en una etapa avanzada de finalizar una asociación que puede tener un amplio impacto en India y otros mercados emergentes.
 
Volkswagen confirmó que está buscando formas ampliar la cartera de productos con soluciones a medida en la India y quiere desarrollar su modelo bien económico junto con Tata Motors.
 
Según dicen los informes de medios Hindúes, el vehículos será competencia con el “Kwid”, un verdadero automóvil económico de Renault, introducido en la India en 2015 a un precio de 3.800 dólares, y que ha seducido al mercado.
 
El Kwid ha sido un modelo de venta muy caliente en la India dejando a Renault, pisar firmemente en el segundo país más poblado del planeta. Fue tanto su éxito, que le permitió a Renault subir el precio del modelo, que ahora anda por los US$ 5,000 y en alza, y con algunos beneficios para la automotriz.
 
El Kwid fue desarrollado por el ex ingeniero jefe de Renault Dacia, Gerard Detourbet, y está basado en la plataforma CMF-A de Renault-Nissan, también desarrollada bajo la tutela de Detourbet.
 

Las conversaciones de Volkswagen con Tata, todavía no han tendido un final feliz, y producir en masa un competidor del Kwid no será fácil, ya que deberían de estar mirando en hacer un modelo que cueste algo más que US$ 5.000, ya que nueva plataforma y nueva fábrica, no tendría ni de cerca a ese precio.
 
Otras versiones con personas familiarizadas con el proyecto, dice que el vehículo de Volkswagen se está desarrollando junto con el socio chino de la empresa conjunta FAW, y no en la India.
 
Lo más probable es que será construido en la fábrica FAW-VW en Chengdu en el suroeste de China, y se habla de que el lanzamiento del mismo, que se espera para el 2019, podría llevar a una pequeña serie de modelos accesibles para los primeros compradores.
 
Volkswagen ha luchado durante mucho tiempo con problemas para llevar un vehículo de precio mínimo, por lo que lo afianzaría en su posición de primer fabricante mundial de vehículos, como lo fue en el 2016, desplazando a Toyota.
 
China es el mayor fabricante de automóviles del mundo, y el mercado Chino está muy caliente con la venta de crossovers domésticos y SUV pequeños de precios accesibles, y Volkswagen es líder en el país asiático, por lo que es más factible que el modelo económico salga de ahí antes que en la India.
 
Aunque la operación en conjunto con Tata Motor le abriría una puerta a un mercado que está ávido de nuevos y baratos productos, que ya es el sexto fabricante de vehículos del mundo, y que un despegue a lo “Chino” pudiera producirse en algún momento de la próxima década.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
71°