Una empresa Israelí revolucionaría la industria automotriz

Una empresa Israelí revolucionaría la industria automotriz

La carrera por el futuro de la transportación y el medio ambiente, no se detiene, y tanto los nuevos inventos de movilidad eléctrica, hibrida y plug-in (enchufables), siguen apareciendo.

Esta vez una empresa israelí inventó un motor súper eficiente, que podría reducir drásticamente el consumo de combustible y ayudar a impulsar una revolución de la industria automotriz, en la búsqueda de alternativas ambientalistas.

Este sistema, bautizado también con el nombre de “Aquarius”, permitiría cargar las baterías de los EV (vehículos eléctricos), al mismo tiempo que este circula gracias a un generador.

La medida más factible para no disminuir la eficiencia del vehículo sería que el automóvil produjese su propia energía eléctrica gracias a un pequeño motor de explosión. Esto mismo ya lo puso en marcha BMW con su i3 incorporando un motor bicilíndrico que permitiese alargar la autonomía.

Pero a diferencia de BMW y otras marcas, Aquarius propone un motor más sencillo: un solo cilindro de 0,60 litros y 86 CV de potencia, sin válvulas ni cigüeñal y que promete alcanzar una mayor eficiencia tanto en los rozamientos como en el mantenimiento.

A pesar de esta técnica no es novedosa, puesto que ya se sabía de motores con doble cámara de combustión y pistón libre, la idea de la compañía va un poco más lejos al añadir al pistón de dos imanes, además de un bobinado eléctrico rodeando al cilindro, convirtiendo al motor de explosión en un generador de funcionamiento lineal.

Según la empresa, el motor puede permitir que los vehículos viajen a más de 1.600 kilómetros (990 millas) con un solo tanque de combustible, más del doble de las distancias actuales que algunos vehículos eficientes.

Tal eficiencia es vital que los países que buscan reducir las emisiones de dióxido de carbono la principal causa del cambio climático. Los motores de vehículos son una fuente importante de emisiones de CO2.

La tecnología de Aquarius funciona mediante la eliminación de nuevo el motor tradicional bajo el capó. Reemplaza el motor de combustión con sus múltiples pistones empujando hacia arriba y abajo con un único pistón que va de lado a lado. Tiene menos de 20 partes y una sola acción.

En las pruebas realizadas por la empresa de ingeniería alemana FEV, la eficiencia del motor Aquarius fue más del doble que la de los motores tradicionales.

Según el Co-fundador de la empresa Israeli Gal Fridman, “Es la más alta eficiencia que se pueda cumplir en un vehículo de hoy en día, ya que tiene las emisiones más bajas y la más alta relación peso-potencia”.

Un portavoz de Peugeot dijo: "Estamos discutiendo con ellos, al igual que con muchas otras empresas de nueva creación, sin compromiso o un proyecto específico."

Dijo que el motor funcionaría mejor como parte de un plug-in en un sistema híbrido, en un momento en que los fabricantes buscan la idea de poner algo más pequeño, de bajo costo, y con extensión de rango junto a una batería y el motor.

Es evidente que los consumidores están en tendencia a alejarse de los modelos híbridos hacia vehículos totalmente eléctricos, pero los puntos de reabastecimiento y las distancias que puede recorrer un vehículo eléctrico hasta una recarga, es un problema para una persona que necesita andar muchas millas diarias.

La sensación en la industria en este momento es que si se van a poner sus recursos detrás de algo, entonces probablemente totalmente sea en motores eléctricos, que es el camino a seguir, pero sin unas baterías eficientes, todavía el futuro del consumo masivo de los vehículos eléctricos está lejano, ya que no todos pueden darle el lujo de comprar un Tesla.

Según argumentó Fridman de Aquarius, es demasiado el bombo que hay alrededor de los vehículos puramente eléctricos, y que su popularidad actual es limitada debido a las gamas pequeñas y precios altos.

 "Es sorprendente ya que haya habido un empujón de los gobiernos, municipios y entidades gubernamentales, y aún después de 15 años, el segmento no es exitoso debido al problema de costos y recargas, dijo Fridman.

Fridman dice que el costo del motor será tan bajo como unos 100 dólares, y esta novedosa invención está siendo probada actualmente por Peugeot.

Las automotrices toman siete a 10 años para implementar una nueva tecnología, así el caso de Peugeot tendría que acelerar su incorporación muy, muy rápido por lo menos a ponerse al día con lo que Tesla, BYD, Nissan y otras empresas que apoyan el modelo del vehículo puramente eléctrico.

La compañía francesa vería en este generador Israelí una solución para sus futuros modelos eléctricos de autonomía extendida, además de intentar dar caza a sus rivales en la carrera por la hegemonía eléctrica.

Mucho depende de la ruta de la revolución que tome el vehículo eléctrico. Si eléctrico de batería puro se venden bien, entonces probablemente no hay mucha necesidad de este tipo de motor, pero las tendencias indican lo contrario.

Si la gente se resiste a la recarga de tiempo largo y altos costos de los vehículos a batería solamente, la implementación de los sistemas como el de Aquarius, podrían ser el futuro.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles
63°