Prueba de manejo, Toyota C-HR del 2018

El C-HR suplanta al XA30 RAV4 en Japón. La producción del comenzó en noviembre de 2016, y se lanzó en Japón el 14 de diciembre de 2016 y en Europa, Asia, Australia y Norteamérica a principios de 2017.

Se fabrica en Japón en la planta de Iwate Plant, en Turquía en la planta TMMT Sakarya y en Tailandia en la planta Gateway Hua Samrong.

El nombre C-HR significa una de esos motivos: “Compact High Rider”, “Cross Hatch Run” o “Coupé High-Rider”.

El C-HR es como la interpretación de Toyota ante el Nissan Juke o el Honda HR-V, pero más grande que ellos, ya que la distancia entre ejes de 103.9 pulgadas excede la del Juke en 4.3 pulgadas, y su longitud total de 171.2 pulgadas es 8.8 pulgadas más larga.

El C-HR está estructurado en torno a la misma “Toyota New Global Architecture” (TNGA), que sustenta los modelos actuales del Prius.

Estilos y Opciones

El Toyota C-HR del 2018 viene en solo dos modelos, el XLE y el XLE Premiun, que está bien equipada y cargada con casi todo lo que el C-HR tiene para ofrecer.

El XLE Premium implica un aumento de precios relativamente modesto y agrega algunas más características de lujo y seguridad. Aunque no hay opciones de fábrica independientes, hay disponibles varios accesorios instalados por el concesionario, incluidos un portaequipajes y soluciones de almacenamiento de carga.

Las características estándar del XLE incluyen llantas de 18 pulgadas, faros automáticos con control automático de luz de carretera, luces diurnas LED, un alerón trasero, bloqueo y desbloqueo a control remoto, pantalla de información del conductor, modos de conducción ajustables, una cámara retrovisora, espejo retrovisor con atenuación, volante forrado en cuero, climatizador automático de doble zona, asientos delanteros ajustables en altura, asiento trasero dividido en 60/40, cubierta de carga, pantalla táctil de 7 pulgadas, Bluetooth y seis altavoces sistema de audio con radio HD y un puerto USB.

El XLE Premium le ofrece luces antiniebla, espejos plegables y asientos delanteros con calefacción con ventilador lumbar bidireccional para el conductor.

Diseño interior

Su interior está muy bien detallado en plástico negro. Los asientos están perfectamente formados y son de apoyo. El volante no se desplaza muy lejos, pero la mayoría de los conductores deberían poder encontrar una posición de asiento adecuada.

Los pasajeros delanteros encontrarán la cabina espaciosa, pero los ocupantes traseros pueden sentirse ajustados por los asientos estrechos. Un amplio espacio para la cabeza compensa la escasa cantidad de espacio para las piernas.
Hay puntos ciegos importantes debido a las pequeñas ventanas traseras. No hay muchos lugares para guardar sus artículos personales aparte de un pequeño contenedor en el frente y portavasos mal ubicados.

La pequeña pantalla de la cámara retrovisora se encuentra torpe en el espejo retrovisor y es difícil de ver. El sistema de pantalla táctil carece de software de navegación o integración de teléfonos inteligentes.

La suite de audio Entune de Toyota no se ofrece, ni tampoco Apple CarPlay y Android Auto están en la lista de opciones.

El espacio de carga detrás de la segunda fila mide 19 pies cúbicos, aproximadamente el promedio de la clase. Se expande a 36.4 cubos con los asientos plegados. Los anclajes LATCH son de fácil acceso.

Motor y trasmisión

Cada C-HR está propulsado por un motor 2.0 litros de cuatro cilindros con 144 caballos de fuerza, 139 lb / ft de torque, adaptado a las ruedas delanteras, a través de una transmisión automática continuamente variable (CVT).

Seguridad

Trae frenos antibloqueo, control de estabilidad y tracción, airbags laterales delanteros, airbags de larga duración, un airbag de rodilla para el conductor.

Varias características avanzadas de seguridad y comodidad también son estándar, incluido el control de crucero adaptable al tráfico, retención de frenos en los semáforos, advertencia de colisión frontal con frenado automático de emergencia y advertencia e intervención de salida de carril y monitoreo de punto ciego con alerta trasera de tráfico cruzado.

En carretera

El estilo deportivo del CH-R promete mucha diversión, pero este pequeño crossover solo lo ofrece en parte. No espere lo mismo que le da un RAV4.

Es divertido y ágil en la ciudad, se siente deportivo en tramos cortos, pero los 144 caballos de fuerza y ​​la CVT del motor no mueven con fuerza el CH-R y con tanta velocidad sin esfuerzo en las carreteras. Para manejar cuesta arriba, requiere fijar el acelerador al piso.

Pero en cierta manera es pequeño, y es un auto muy fácil de conducir, típico para la ciudad y para ir y venir del trabajo con buena economía de combustible y divirtiéndose al manejarlo.

Conclusión

No es ningún secreto que los estadounidenses ya no compran sedanes, ya que los crossover o SUV’s tanto grandes como pequeños, se han adueñado del gusto de los compradores. Y Toyota lo sabe.

El C-HR es más pequeño y más económico que el RAV4. De hecho, fue desarrollado originalmente para la ya extinta marca Scion de Toyota, lo que explica en gran medida el estilo extravagante y el manejo deportivo del C-HR.

Estos dos atributos clave, junto con la extensa lista de características de seguridad estándar, son las principales razones para considerar el C-HR como una compra segura de la automotriz, que nunca le ha fallado a sus seguidores.

Precio: Desde US$ 23,545

Consumo: 27 mpg ciudad / 31 mpg carretera

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
69°