Ford sería el primer fabricante en hacer funcionar una impresora 3D para producir automóviles

Por ahora la mayoría de los que nos mantenemos alejado de saber lo que puede hacer una de esas nuevas impresoras 3D, no estamos al tanto que estas maquinas pueden construir de todo, hasta automóviles.

Y en esa área, Ford sería el primer fabricante en hacer funcionar para la industria automovilística, la innovadora impresora “Stratasys Infinite Build 3D”.
 
La automotriz del ovalo azul, sería la primera en la industria, que prueba esta tecnología con Stratasys, explorando potenciales aplicaciones para futuros vehículos de producción, incluyendo productos de Ford Performance, así como piezas de automóviles personalizadas.
 
Capaz de imprimir piezas de automóviles de prácticamente cualquier forma o longitud, el sistema “Stratasys Infinite Build” podría ser un avance para la fabricación de vehículos, proporcionando una manera más eficiente y accesible de crear prototipos de piezas y componentes para vehículos de bajo volumen como los de Ford Performance, así como piezas personalizadas.
 
"Con la tecnología Infinite Build, podemos imprimir grandes herramientas, accesorios y componentes, haciéndonos más ágiles en las iteraciones de diseño", dijo Ellen Lee, líder técnica de Ford en investigación de fabricación de aditivos.
 
"Estamos muy contentos de tener acceso temprano a la nueva tecnología de Stratasys para ayudar a dirigir el desarrollo de la impresión a gran escala para aplicaciones y requerimientos automotrices", agregó Lee.
 
Una tecnología emergente para la fabricación
 
De acuerdo con “Global Industry Analysts”, la adopción más amplia de la impresión 3D ha sido impulsada por recientes avances tecnológicos, nuevas áreas de aplicación y apoyo gubernamental.
 
La organización informó que para 2020, se espera que el mercado mundial de esta tecnología emergente alcance los 9.600 millones de dólares.
 
A medida que la impresión 3D se vuelve cada vez más eficiente y accesible, las empresas lo están empleando para aplicaciones de fabricación en todo, desde el sector aeroespacial hasta la educación y la medicina.
 
La impresión 3D podría traer inmensos beneficios para la producción de automóviles, incluyendo la capacidad de producir piezas más ligeras que podrían conducir a una mayor eficiencia de combustible.
 
Por ejemplo, un spoiler impreso en 3D, puede pesar menos de la mitad de su contraparte de metal fundido.
 
La tecnología es más rentable para la producción de piezas de bajo volumen para prototipos y componentes especializados para automóviles de carreras.
 
Además, Ford podría utilizar la impresión en 3D para hacer herramientas y accesorios más grandes, junto con componentes personalizados.
 
Cómo funciona
 
Con la impresión en 3D, las especificaciones de una pieza se transfieren desde el programa de diseño asistido por la computadora a la computadora de la impresora, que analiza el diseño.
 
A continuación, el dispositivo funciona, imprimiendo una capa de material a la vez y, a continuación apilando gradualmente capas en un objeto de acabado 3D.
 

Cuando el sistema detecta que la materia prima o el cartucho del material de suministro está vacío, un brazo robótico lo sustituye automáticamente por un recipiente lleno. Esto permite que la impresora funcione desatendida durante horas, hasta días, incluso.
 
Beneficios de la impresión en 3D
 
Por ejemplo, utilizando métodos tradicionales para desarrollar un nuevo colector de admisión, un ingeniero crearía un modelo de computadora de la pieza, luego tendría que esperar meses para que se produjera el prototipo de herramientas.
 
Con la tecnología de impresión 3D, Ford puede imprimir el colector de admisión en un par de días, con una reducción significativa de costos.
 
La impresión 3D aún no es lo suficientemente rápida para la fabricación de alto volumen, pero es más rentable para la producción de bajo volumen.
 
Además, sacando las restricciones de los procesos de producción en masa, las piezas impresas en 3D pueden diseñarse para funcionar de manera más eficiente.
 
El nuevo sistema de impresión 3D se encuentra en el Centro de Investigación e Innovación de Ford en Dearborn.
 

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group