Conozca los 10 automóviles más conocidos durante la época de la Unión Soviética

Conozca los 10 automóviles más conocidos durante la época de la Unión Soviética

La lucha de la Segunda Guerra Mundial Post-Rusia para demostrar la supremacía de su sistema político comunista, fue mucho más allá de los límites de una lucha ideológica, y alcanzó niveles sorprendentes.
 
Los ingenieros comunistas se vieron obligados a entregar los mejores y absolutos vehículos imaginables, con el fin de respaldar la visión de Stalin.
 
Anterior a la disolución de la de la URSS, la producción se daba en cifras de hasta 2.1-2.3 millones de unidades por año en toda clase de vehículos, y se consagró como el sexto (anteriormente el quinto) mayor productor de automóviles, ubicándose noveno en la producción de vehículos de pasajeros, tercero en camiones, y el primero en autobuses.
 
La producción doméstica de automotores en la Unión Soviética sólo satisfacía un 45% de la demanda doméstica, empero, no se permitía, salvo de las naciones bajo su orbe, la importación de automotores.
 
El más antiguo de los fabricantes de autos propiamente soviéticos es GAZ, o mejor conocido como Volga, aunque su designación oficial sea “Gorkovsky Avtomobilny Zavod”, o como Planta de Automóviles de Gorky.
 
Luego de que sucediera la disolución de la Unión Soviética en 1991, se hizo muy difícil el cambio a las plantas ruso/ucranianas de automóviles dado a que sus bajos niveles de calidad y poca diversidad de modelos las pusieran bajo un muy pobre nivel de competitividad frente a los fabricantes extranjeros que comenzaban a llegar con sus modelos importados.
 
Algunos fabricantes, como AvtoVAZ, se metieron en sociedades cooperativas con productores de otras compañías, como en la sociedad GM-AvtoVAZ y la unión de operaciones con Renault y Nissan, como una forma de sostener la producción en sus fábricas.
 
Otros, como AZLK, se disolverían inicialmente para ser tras ello adquiridas sus instalaciones por fabricantes extranjeros, mientras que otros se siguen sosteniendo con la producción de vehículos de la era soviética, aún en el presente.
 
Hay también casos especiales, como el de la firma ucraniana ZAZ, que se han transformado a sí mismas en nuevas compañías, en el caso de ZAZ ahora es conocida como UkrAVTO.

 
A continuación les presento los automóviles más conocidos, construidos por los comunistas rusos, en su competición con el mundo occidental:
 
1. Tatra 603
 
Este modelo checoslovaco del 1958 no era un vehículo muy común en el bloque del Este, ni era una respuesta comunista a cualquier vehículo occidental de mayor venta.
 
El Tatra 603 era una rareza en las calles, que la gente común se consideraban afortunados de ver incluso una.
 
603 se parecía mucho como un OVNI domesticado mezclado con un cuadro de Salvador Dalí, lo que demuestra que los comunistas no eran del todo los robots de sangre fría en busca de problemas.
 
Hay que reconocer que el creador de este vehículo era un artista puro y por más que uno trate, no va a encontrar un auto occidental del pasada o presente, (quizás el Pacer el que más se le acerca), que se pueda comparar con el Tatra.
 
Además de su raro aspecto, el 603 fue un vehículo de alto rendimiento de la época, siendo empujado por un motor V8 de 2,5 litros con 99 HP, capaz de alcanzar velocidades de 106 mph.
 
Hoy en día, el Tatra es un vehículo muy raro y apreciado por los coleccionistas de automóviles de todo el mundo.
 
2. ZIL 114
   
A finales de la década de 1960, los líderes comunistas estaban muy molestos de que su propia limusina de producción, la ZIL 111, se estaba convirtiendo en obsoleta, lo que les obligó a conducir en limusinas fabricados en Estados Unidos.
 
De hecho, estaban tan perturbados por esto, que ordenaron de inmediato la producción de una limusina soviética. Y así nació el ZIL 114.
 
Equipado con un monstruoso motor V8 de 7 litros, capaz de entregar 296 HP, el auto era capaz de alcanzar una velocidad máxima de 118 mph, y podría ir de 0-60 en 12,8 segundos. Era bastante rendimiento de un vehículo de 7.000 libras construido hace más de 40 años.
 
El ZIL se ha convertido en un símbolo de la nomenclatura soviética que todavía el presidente Vladimir Putin tiene su propia ZIL hecha a medida para conducir en el país.
 
3. Lada Riva
 

El Lada Riva es el vehículo Comunista más prolífico en la lista, siendo ensamblada en cuatro países entre 1980 y 2012. La Riva estaba equipado con una variedad de motores de gasolina, de 1.2 (67 HP) a 1.7 (84 HP), lo que hizo un auto de la familia, competitiva para su época.
 
A pesar de que el vehículo ha sido motivo de burlas por la prensa occidental en numerosas ocasiones, esto no alteró su éxito en esos mercados..
 
La Riva se vendió muy bien en el Reino Unido y en lugares como Nueva Zelanda, donde había sido recibido previamente en lugar de los pagos en efectivo para la entrega de cordero y mantequilla a la Unión Soviética.
 
Este Lada fue también, y lo sigue siendo uno de los más comunes vehículos en Cuba.
 
4. Dacia 1300
 
El Dacia 1300 era un vehículo fabricado en Rumania entre 1969 y 2004, con la adquisición de las herramientas y diseños básicos de su contraparte occidental, el Renault 12.
 

Los dos autos eran básicamente los mismos, menos las diferentes insignias y líneas de corte, haciendo que el Dacia 1300 haya sido uno de los más modernos automóviles convencionales en Europa, a finales de los años 70.
 
El motor era un clásico 4 cilindros de 1.3 litros, capaz de entregar 54 HP y ​​una velocidad máxima de 86 mph.
 
Aunque el Dacia 1300 nunca fue un vehículo de alto confort o de alto rendimiento, su bajo consumo de combustible y fiabilidad hacen de él, lo hizo un modelo muy popular entre los comunistas.
 
 
5. Trabant 601
 
Prácticamente sin modificación este vehículo con motor de 0,6 litros, de bajo costo fue producido en Alemania del Este durante un período de 27 años (entre 1963 y 1990).
 
La producción comenzó cuando la Unión Soviética se dio cuenta de que tenían una gran cantidad de desperdicios de algodón y plástico que no sabían qué hacer con él.
 
Así que enviaron a sus compañeros de Alemania del Este, para que pudieran construirse un coche. Los alemanes combinaron los residuos de algodón / lana con plástico reciclado y resina, llamando a su nuevo material sólido-ish (y extremadamente inflamables) "duroplástico". Algunos dicen que fue el primer coche respetuoso del medio ambiente, siendo el primero en utilizar materiales reciclados en su construcción.
 
A pesar del hecho de que el Trabant era un objetivo común para las burlas de la época como "¿Qué significaba para 601?, quizás espacio para 6 personas?.
 
El Trabant 601, sigue siendo un vehículo icónico de la era Comunista, con millones de fans de todo el mundo.
 
 6. GAZ 69
 
Debido a sus cualidades indiscutibles y su aspecto robusto y simple, los Jeep Willys fueron calificados como el vehículo icónico del ejército estadounidense durante la Segunda Guerra Mundial.
 
Después de la guerra, los soviéticos no podían permanecer indiferentes a este nuevo tipo de vehículo, por lo que desarrolló el GAZ 69, que fue producido entre 1953 y 1975 bajo diferentes nombres (GAZ, UAZ y ARO).
 

Al igual que el LuAZ 969 M, el GAZ 69 era un vehículo 4WD creado inicialmente para el ejército rojo. Tenía un motor de 2,1 litros capaz de producir 54 HP y ​​una velocidad máxima de 56 mph, con una tasa de consumo de combustible 11 mpg.
 
No es exactamente una pieza de alta tecnología de la maquinaria, incluso para aquellos días, pero fue un gran éxito, ya que se suministró a todos los ejércitos de Europa del Este, y se exportan a 56 países, incluyendo Corea del Norte, donde también fue construido.
 
7. Wartburg 353
 
Producido en la Alemania del este entre 1966 y 1988, el Wartburg 353 era un vehículo de tamaño mediano para la familia, impulsado por un motor de 1 litro muy ágil (para su época) capaz de entregar 50 HP y ​​una velocidad máxima de 81 mph.
 
Tan pronto como salió de la línea de montaje, el 353 se convirtió en un éxito notable en todo el bloque del Este. La razón era simple: para la misma cantidad de dinero, que superó a todos los demás vehículos soviéticos en su clase, en todos los aspectos: actuaciones del motor, la seguridad, los costos de la ergonomía, manejo y mantenimiento.
 
A lo largo de sus 22 años de producción, el Wartburg 353 se ha vendido a más de 1 millón de clientes en todo el mundo, y muchos de ellos todavía los están conduciendo hoy.
 
8. LuAZ 969 M

El "Land Rover Ucraniano", como el 969m ha sido llamado a menudo, encarna la quintaesencia de la Guerra Fría, siendo un vehículo todoterreno Soviética diseñado especialmente para fines militares.
 
Sin embargo, debido a sus capacidades off-road, practicidad y bajo costo de mantenimiento, el LuAZ 969m también se convirtió en un éxito de ventas entre los agricultores, cazadores y aficionados al campo.
 
El motor estándar es V4 refrigerado a agua de 900 cc, capaz de producir 39 HP con una de 53 mph, algo no muy útil cuando usted estaba tratando de huir del ejército imperialista.
 
A pesar de ser un vehículo muy raro y exótico, hoy el 969 es una ganga, ya que se pueden comprar por menos de 2.500 dólares a través de Internet.
 
9. Skoda 110 R
 
Este vehículo checoslovaco con motor trasero se produjo entre 1970 y 1980, y aunque a pesar de que su motor de 1,1 litros producía sólo 52 HP, Skoda comercializaba el 110 R como un vehículo deportivo.   
 
Debido a su incuestionable y perenne buena apariencia, un famoso diseñador de vehículos checos ha imaginado recientemente una versión moderna del auto, lo que encajaría de maravilla en cualquier garaje moderno.
 
Pero, en un irónico giro del destino, la reactivación de la 110 R depende de la decisión del "capitalista" Grupo Volkswagen, que ahora es el principal accionista de Skoda.
 
 
10- GAZ M21
 
El GAZ M21 fue un automóvil producido en la Unión Soviética entre 1956 y 1970, y se desarrolló como una respuesta al estadounidense más vendido, que era un Ford.
 
El auto estaba equipado con un motor de 2,4 litros con 75 HP, que fue capaz de entregar una aceleración de 0-60 mph en 20.1 segundos y una velocidad máxima de 83 mph.
 
El gran tamaño del gas, y la construcción resistente, lo hizo popular en los comercios de la policía y de taxis. Hubo incluso una versión de alto rendimiento del motor V8 (llamado GAZ M 23) producido por la KGB, equipado con una transmisión automática.
 
A pesar de que este vehículo nunca alcanzó la fama de la línea principal de Ford, todavía se considera un vehículo icónico para fans de todo el mundo.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
84°