El fundador de Magna reclama 520 millones de dólares canadienses a su hija

EFE

El fundador del fabricante de componentes del automóvil Magna, Frank Stronach, ha reclamado a su hija, Belinda, 520 millones de dólares canadienses (unos 400 millones de dólares estadounidenses) por la mala gestión de activos, informaron hoy medios de comunicación locales.

Stronach, que transformó Magna de una pequeña empresa que operaba en el garaje de su casa a uno de los principales fabricantes de componentes del automóvil del mundo, también ha demandado a sus nietos y al consejero delegado de The Stronach Group, Alon Ossip, apuntó hoy el periódico "The Toronto Star".

El empresario, de 86 años de edad, alegó ante la corte que su hija Belinda, de 52 años de edad y presidente de The Stronach Group, tiene un estilo de vida "extravagante" que entre 2011 y 2016 le costó a la compañía más de 70 millones de dólares canadienses (54 millones de dólares estadounidenses).

Stronach solicitó a los juzgados canadienses que su hija, sus dos nietos (Nicole Walker y Frank Walker) y Ossip le indemnicen por las pérdidas y daños sufridos por la mala gestión de la compañía.

En un comunicado remitido a "The Toronto Star", Belinda Stronach, afirmó que sus hijos y ella "aman" a su padre, aunque declaró su intención de litigar el caso en la corte.

"Sin embargo, -continuó Belinda- estas acusaciones son inciertas y serán respondidas formalmente en una declaración durante el curso normal del proceso judicial".

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
66°