De La Tierra celebra nominación con concierto benéfico

Associated Press

La gente necesita rock, incluso rock pesado, para canalizar sus energías tras acontecimientos tan difíciles como los sismos que remecieron a México en septiembre y la banda De La Tierra está aquí para ayudar.

"Entendemos la tristeza, la situación tan dramática que está pasando la gente, no nada más en la Ciudad de México, sino también en Morelos, en Puebla, en Chiapas y en Oaxaca", dijo Alex González, baterista de esta banda de heavy metal nominada al Latin Grammy, que donará la totalidad de las ganancias de su concierto del domingo en la Sala Corona de la Ciudad de México para apoyar las tareas de reconstrucción en el país.

"Hay que tratar de ver cómo traer algo positivo, en el sentido de que vas a oír música, vas a poder distraerte, vas a poder pasarla bien y encima sabes que tu ayuda va a portar algo para la construcción, para viviendas, para escuelas, hospitales", añadió.

La banda hará su aportación a través de la Fundación Carlos Slim, que multiplicará por cinco la suma recaudada. Con su otra banda, Maná, González también apoyará a las víctimas del sismo a través de la fundación.

"De las cosas negativas siempre sale algo positivo, así que aplausos a toda la gente que está contribuyendo para ayudar", dijo González, quien agregó que la banda también está interesada en apoyar a Puerto Rico, devastado tras el paso del huracán María.

De La Tierra la completan el guitarrista brasileño Andreas Kisser, de Sepultura; el bajista puertorriqueño Harold Hopkins, del grupo Puya, y el vocalista argentino Andrés Giménez, de A.N.I.M.A.L. Surgió como un "dream team" en 2013, pero con el lanzamiento de su segundo álbum, "II", en 2016 demostraron que no se trata de una propuesta efímera.

"Desde un principio queríamos asegurar que esto es un proyecto a largo plazo, que no es una cosa de un disco y una gira y desaparecer", dijo González en una entrevista telefónica desde su estudio en Guadalajara.

Tras haber producido su primer álbum ellos mismos, para "II" buscaron a alguien que los pudiera guiar hacia nuevos horizontes. Convocaron a Ross Robinson, quien ha trabajado con bandas como Korn, Slipknot, Deftones y The Cure.

"Ross nos empujó muy duro para sacar lo mejor de nosotros y ahí quedó plasmado por lo menos por este momento en dónde se encuentra De La Tierra", dijo González. La banda trabajó con Robinson  un mes en California y tras esto su álbum fue mezclado por Joe Barresi, quien ha colaborado con bandas como Anthrax, Tool y Soundgarden.

Las canciones son de la autoría de De La Tierra, con Kisser y Giménez como los principales compositores. El resultado es un álbum de 10 cortes con un ritmo y unidad de estilo que invitan a escucharlo de principio a fin.

"Es un disco que fue prácticamente grabado en vivo, todo lo que estás oyendo en este disco por lo menos quedó la segunda o la tercera toma. Fue grabado en análogo, fue grabado como se hacían los discos antes", dijo González. "La idea fue grabar en cinta análoga y también tratar de que todo fuera capturado en vivo sin tener que hacer tantas ediciones y recortes. Es un disco muy en vivo, muy ponchado, tiene ese ‘punch' que se nota que es en vivo. No es artificial, se oye muy humano".

"II" está nominado al Latin Grammy al mejor álbum de rock junto con "Mutante" de Daniel Cadena, "La gran oscilación" de Diamante Eléctrico, "Barro y fauna" de Eruca Sativa y "Todos nuestros átomos" de Utopians.

"Lo menos que nos imaginábamos es que íbamos a ser nominados a la categoría de rock por este último trabajo. Te lo digo con toda la honestidad, ha sido muy difícil promover el disco, no hay espacios para promover el rock pesado", dijo González. "Es un paso muy grande porque hay muchas bandas antes de nosotros que vienen tocando esta música y apoyando este género y no han podido tener esa oportunidad de tener una nominación al Grammy latino o tener oportunidades de difundir más esta música"

A la banda le encantaría tener un número musical en la ceremonia de premiación, que se realizará el 16 de noviembre en Las Vegas.

"El hecho de que hayan considerado un álbum de metal es un paso muy positivo y no hay que cerrar puertas, hay que abrir puertas para que otros puedan venir y también dar y demostrar su aportación al género", dijo el baterista. "Hay millones de personas que aman el rock pesado y el metal y otros géneros dentro del rock, el problema es la difusión, más que nada en la radio porque la prensa siempre ha estado ahí presente. Donde yo veo que las cosas están más cerradas que nunca es en la radio, por eso tantos chavos que buscan rock ya no voltean a la radio sino que lo buscan en el internet".

___

En Internet:


http://delatierramusic.com/

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group