Extraño festival de goles en propia puerta

Associated Press

Dos clubes de bandy, una variante rusa del hockey sobre hielo, se exponen a fuertes sanciones tras anotar 20 goles en contra el domingo. Uno de los equipos comenzó a meter la pelota en su propio arco porque le interesaba perder para tener un rival más accesible en la siquiente fase y el otro decidió seguirle la corriente.

El encuentro por la Superliga Rusa de bandy en la ciudad norteña de Arkhangelsk entre el local Vodnik y Baikal Energiya fue ganado 11-9 por los visitantes.

El festival de goles en contra fue iniciado por el jugador local Oleg Pivovarov, que metió tres veces la pelota en su arco.

El presidente de la federación Boris Skrynnik declaró a la agencia Tass que los dueños de casa empezaron a marcar goles en contra para perder y "poder jugar contra un rival más accesible" en la fase siguiente. De haber ganado, Vodnik hubiera tenido que enfrentar al actual campeón.

El resultado no afectaba demasiado a Baikal-Energiya, que ya tenía asegurado un rival débil. Pero los jugadores decidieron "divertirse un poco" anotando también goles en contra, según Skrynnik, quien anunció "severas sanciones".

El body es un deporte que se juega mayormente en Rusia y Escandinavia. A diferencia del hockey sobre hielo, que tiene cancha pequeña y seis jugadores por bando, juegan 11 contra 11 en un campo más grande y usando una pelota en lugar de un puck. Hay ligas semiprofesionales en Rusia.

Los juegos olímpicos del 2012 en Londres tuvieron situaciones parecidas. Ocho jugadoras de bádminton de Corea del Sur, China e Indonesia cometieron errores intencionales en un esfuerzo por arreglar el rival de la siguiente fase y fueron expulsadas del torneo.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
65°