Sin Jeb Bush, sus simpatizantes evalúan las opciones con un sólo objetivo en mente: detener a Trump

Sin Jeb Bush, sus simpatizantes evalúan las opciones con un sólo objetivo en mente: detener a Trump

Los donantes que alimentaron la gigantesca recaudación de fondos de Jeb Bush se sorprendieron ante su decisión de poner fin a su candidatura presidencial, anunciada el sábado pasado, aunque al día siguiente comenzaron a apoyar a otros candidatos con la esperanza de detener a Donald Trump.

Bobbie Kilberg y su marido, Bill, quienes fueron recientemente nombrados copresidentes del comité de finanzas para Bush, afirmaron que el domingo por la mañana decidieron unirse a la campaña del senador Marco Rubio. “Él tiene la mejor, y quizás la única, posibilidad de unir la facción principal del partido y, esperemos, de ganar la elección. Es la única persona que creo que puede enfrentar a Bernie Sanders o Hillary Clinton”, expresó Kilberg, una influyente donante republicana de Virginia. “Estoy muy preocupada acerca de nominar a alguien totalmente fuera de la corriente principal”.

Kilberg precisó que fue contactada por miembros de la campaña de Marcos Rubio este domingo, así como por otras personas de su red. “Comencé a recibir llamadas de donantes de mi grupo, preguntándome: ‘¿Qué hacemos ahora? Iremos donde tú vayas’”.

Inicialmente, la pareja apoyó al gobernador de Nueva Jersey, Chris Cristie, hasta su retiro. Luego se unió a la campaña de Bush, el pasado miércoles. Kilberg pensó que ambos hombres, a los que ha conocido y admirado durante largo tiempo, no podrían llegar a los votantes debido a toda la atención que recibe Trump. “No puedo explicarlo. Es la temporada política más extraña que he visto”, afirmó.

Dale Dykema, fundador de T.D. Service Financial Corp, con sede en Santa Ana, y miembro del comité de finanzas de Bush, dijo que es posible que él también apoye a Rubio. “De ninguna manera apoyaré a [el senador Ted] Cruz ni a Trump. Creo que Cruz está acabado de todos modos. Pienso que todo se reducirá a Rubio y Trump”, vaticinó. “No tengo más opción que apoyar a Rubio. Haré lo que pueda para evitar que Trump consiga la nominación”.

El capitalista de riesgo Bill Draper, quien coorganizó una recaudación de fondos para los comités de acción política conocidos como ‘super PAC’ que apoyaban a Bush en el Este de Palo Alto, California, el año pasado, también accedió a ello. “Estoy totalmente asombrado y horrorizado”, expresó Draper, expresidente del Export-Import Bank de los EE.UU., quien ahora considera apoyar a Rubio o al gobernador de Ohio John Kasich. “Me gustaban los tres gobernadores que se presentaban, y dos de ellos ahora han abandonado”, dijo. “El entrenamiento que un gobernador consigue es extraordinariamente útil como preparación para ser presidente”.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 

 

 

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
53°