El Paso demandará la ley que faculta a la policía en temas migratorios

El Condado de El Paso aprobó hoy presentar una demanda de inconstitucionalidad contra la ley estatal SB4, que permite a las policías locales pedir documentos migratorios, incluso por una falta de tránsito.

La Corte de Comisionados votó a favor de echar abajo la controvertida ley, ante docenas de activistas que se presentaron en la junta en respaldo a su iniciativa.

Los manifestantes, miembros de diversas organizaciones de esta región fronteriza de Texas con México, y quienes agradecieron el apoyo recibido de los comisionados, están convencidos de que El Paso abanderará una serie de demandas legales contra esta ley.

Fernando García, director ejecutivo de la Red Fronteriza por los Derechos Humanos, leyó a los comisionados la petición, a nombre de la comunidad de El Paso, en la que se aseguró que la ley SB4 promueve la discriminación por perfil racial y fomenta abusos por parte de la policía.

"Les aplaudimos por desafiar la constitucionalidad de esta injusta y destructiva ley en los tribunales", dijo a los comisionados.

Afirmó que durante el fin de semana se recogieron unas 900 firmas en respaldo a la demanda del Condado contra la ley estatal.

"Si El Paso lo hace, otros condados también lo harán", agregó.

La demanda legal se apoyará en el acuerdo de 2006 de la Corte Federal, en el que se establece que los agentes del Sheriff carecen de facultades para aplicar la ley en materia migratoria, mencionó.

El director del Centro Misionero Columbano, en El Paso, el sacerdote Robert E. Mosher, quien participó con las agrupaciones comunitarias, dijo que hay ocasiones en las que las personas deben transgredir las leyes, cuando se trata de un asunto de "conciencia".

El comisionado David Stout dijo a Efe que la demanda se presentará a "más tardar" el 22 de mayo.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, ratificó el 7 de mayo un proyecto de ley estatal contra las llamadas "ciudades santuario" y que autoriza la norma conocida como "enséñame los papeles", para que la policía pueda cuestionar el estatus migratorio de los detenidos.

Mediante una retransmisión en vivo por las redes sociales, desde el Capitolio de Texas, el gobernador firmó la legislación que busca penalizar a los gobiernos locales y a las universidades que no cooperen con las autoridades migratorias federales en la identificación de inmigrantes indocumentados.

La medida, impulsada por el senador republicano Charles Perry, fue primero aprobada por el Senado, luego por la Cámara de Representantes y finalmente fue autorizada la versión final por la cámara alta, ambas con mayoría del Partido Republicano.

La ley está previsto que entre en vigor el 1 septiembre.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group