Trump se desinfla como un globo

Donald Trump no encuentra el rumbo. Y es que después de un ascenso meteórico en las que ganó fácilmente las elecciones primarias del Partido Republicano, ahora su popularidad se encuentra en caída libre.

El problema de Trump es enorme y tiene que ver con que para ganar la nominación de su partido, utilizó una táctica exitosa en la primera etapa, pero muy poco apropiada cuando se trata de ganar el voto del ciudadano común y corriente, del que no está afiliado a ninguno de los partidos.

En esa primera etapa, Trump lanzó pestes contra mexicanos, musulmanes, mujeres, homosexuales y contra todo aquél que pudiera generarle simpatías entre sus seguidores.

Sus bravuconadas fueron festejadas por un público harto de la corrección política de Washington. Pero una cosa es “divertir” a sus seguidores más fieles, y otra, muy distinta, es tratar de convencer a un electorado tan diverso como el de Estados Unidos.

Las promesas que hizo en esos días, ahora son un lastre que no le permiten convencer a nadie. Siempre he pensado que Trump es un peligro para el país y para el mundo, por eso espero que siga desinflándose como un globo en medio de una fiesta.

Escríbame: amaciel@hoyllc.com

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
65°