Opinión

Permiten la exploración en el Ártico

Permiten la exploración en el Ártico

Ven la tempestad y no se hincan, dirían los abuelos. Nadie, ni siquiera los republicanos más recalcitrantes, pueden negar el cambio climático.

Las consecuencias ya están a la vista en todo el planeta: lluvias intensas en algunas regiones, grandes sequías en otras; tormentas invernales de proporciones no vistas; tornados de gran poder destructor y el deshielo paulatino pero inexorable de los hielos polares.

A pesar de ese panorama devastador, el gobierno de Estados Unidos acaba de otorgarle permiso a la compañía Shell para empezar a hacer exploraciones en el Ártico.

Es increíble que en la nación más poderosa del mundo no se tenga conciencia de los graves daños que esta decisión puede provocar. A los que creen que no hay riesgo, debemos recordarles la magnitud del desastre cuando en 1989 se hundió en las costas de Alaska el buque tanque Exxon Valdez, derramando casi 11 millones de galones de petróleo crudo y provocando uno de los mayores desastres ecológicos de la Historia.

Los accidentes pueden ocurrir en cualquier momento, y por eso, aunque se tomen todas las precauciones, no debemos poner en riesgo el fragilísimo equilibrio ecológico que le queda al planeta. ¿Cuándo aprenderemos?

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
78°