El cálculo político de Donald Trump

El asesinato de una turista en una zona concurrida de San Francisco por parte de un inmigrante indocumentado le dio a Donald Trump y a sus seguidores las armas para fomentar el rechazo a los migrantes en general.

Aunque muchos calificaron de payaso a Donald Trump por sus declaraciones xenofóbicas contra México y los mexicanos, en realidad, sus palabras obedecieron a un plan cuidadosamente elaborado, en el que se colocó el tema de la inmigración indocumentada sobre la mesa, muchos meses antes de que se iniciaran las campañas por la presidencia de Estados Unidos. Aunque Trump no tiene ninguna posibilidad de salir electo, ha logrado que el debate migratorio se radicalice a tal punto que, cuando los candidatos, cualquiera que sea su signo, traten de abordar el tema, tendrán que hacerlo desde la extrema derecha. Esto no le conviene a los candidatos demócratas, ya que con la opinión pública en contra de los indocumentados, lo último que querrán hacer es promesas de ningún tipo.

La apuesta de Trump y los republicanos es muy sencilla. Al radicalizar el tema migratorio, los latinos, uno de los principales grupos de votantes, podrían no participar. Y en ese contexto, los republicanos llevan todas las de ganar.

amaciel@hoyllc.com

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
52°