Cárdenas, el presidente que no pudo ser

Hace unos días tuve la oportunidad de hablar con el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, durante una visita de promoción de la Ciudad de México en Los Ángeles.

Era inevitable no recordar su papel en aquellas elecciones de 1988, cuando todo indicaba que había sido víctima de un escandaloso fraude electoral en favor de Carlos Salinas de Gortari.
Recuerdo que tras la jornada electoral, cientos de miles de personas llegaron hasta el Zócalo, de manera espontánea. Ahí le pidieron que encabezara un movimiento que tomara por la fuerza el Palacio Nacional.
 
Cárdenas, recuerdo, dijo que no, y en cambio hizo un llamado a la calma y les pidió no dar motivo a la violencia del Estado. Esa noche, Cárdenas me desilusionó.
 
Pero hoy, a casi 30 años de distancia, reconozco que Cárdenas fue un líder ejemplar.
 
En el libro "1988, el año que calló el sistema", de la periodista Martha Anaya (MA), se relata una entrevista con el ex presidente Miguel de la Madrid Hurtado (MMH), en la que se asegura que había órdenes de disparar contra la multitud.
 
Aquí un fragmento del libro, publicado por el periódico Excelsior el 2 de mayo del 2014:
MA: En el mitin del Zócalo, la gente le pidió a Cárdenas que tomaran Palacio Nacional y él se rehusó. ¿Había orden de disparar y no dejar que tomaran Palacio?
MMH: Sí, di esa orden antes del mitin, el Ejército estaba acuartelado y pendiente.
 

Sin duda Cárdenas evitó una masacre estilo 2 de octubre de 1968

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
55°