En peligro decenas de monumentos y parques nacionales

El secretario del Departamento del Interior, Ryan Zinke publicó esta semana un informe que detalla sus recomendaciones sobre monumentos nacionales, incluido el Monumento Nacional Cascade-Siskiyou de California, donde el funcionario recomienda permitir usos como la minería, la tala y la perforación en áreas protegidas.

Esta es la segunda fase del ataque de la administración Trump a tierras públicas. El presidente Donald Trump visitó esta semana Utah, donde firmó varios decretos para eliminar el Monumento Nacional Bears Ears y quitó las protecciones para el 85% del área, y redujo el Monumento Nacional Grand Staircase-Escalante en casi un 50%.

Las acciones de la administración Trump equivalen a la venta más grande de tierras y aguas públicas en la historia de nuestra nación, y establece un precedente peligroso, al abrir millones de acres de tierra y sitios culturalmente invaluables a los intereses comerciales.

Está claro que en los próximos días y semanas, el mandatario emitirá más proclamaciones que apuntan a eliminar las protecciones para las tierras públicas en todo la nación.

El informe del secretario Zinke pone ocho monumentos nacionales más en la mira del presidente Trump, lo que significa que decenas de millones de acres más de tierras y aguas pronto podrían estar en manos de la minería, la perforación, la pesca comercial a escala industrial y la tala.

Todo esto a pesar del hecho de que solo el Congreso -no el presidente- tiene la autoridad para cambiar los monumentos nacionales existentes. Las acciones de esta semana para eliminar vastas porciones de los monumentos nacionales de Bears Ears y Grand Staircase-Escalante ya han sido impugnadas ante los tribunales, incluso por las cinco tribus que abogaron por Bears Ears.

¿Hasta cuándo se podrá poner un alto a este tipo de acciones poco sensatas?

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
57°