El presidente Donald Trump está siguiendo los pasos de viejos dictadores

Editorial de HOY
Presidente Donald Trump está siguiendo los pasos de viejos dictadores

En apenas unos días, el país y el mundo se han puesto de cabeza. Es como si de repente todos los avances logrados en derechos civiles hubieran retrocedido varias décadas.

La prohibición del presidente Trump de impedir el ingreso de viajeros procedentes de al menos siete países, todos mayoritariamente musulmanes, creó un gran caos en los aeropuertos de todo el país, generando manifestaciones de protestas y muestras de solidaridad.

En ese momento el ataque fue directo a la comunidad musulmana, como hasta hace unos días lo fue hacia los mexicanos. Es como si el presidente Trump estuviera buscando con quien entablar un pleito.

Con México, después de mantener un estado excelente de relaciones bilaterales por décadas, hoy es considerado por el gobierno de Estados Unidos, como la representación absoluta del mal, y se ha propuesto colocar un impuesto extra a las importaciones mexicanas, otro impuesto a las remesas enviadas desde Estados Unidos y hasta la colocación de un muro para evitar la llegada de más inmigrantes y el ingreso de terroristas.

Trump ha seguido al pie de la letra el manual del Nacional Socialismo alemán, de buscar a un enemigo a quien atacar y sobre quien descargar la ira de sus seguidores.

Lo importante de esto es recordar que no sólo los musulmanes y los mexicanos están en la mira. Los grupos que disientan, serán cada vez más atacados, con el objetivo final de que el único poseedor de la “verdad”, sea Trump y sus seguidores. No hay que perder de vista el autoritarismo que se avecina.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles
60°