La compra de votos y conciencias de la Asociación Nacional del Rifle

Editorial de HOY

Cada vez que pasa una tragedia, como la ocurrida en Las Vegas, no tardan en aparecer las frases trilladas de los políticos que aseguran que sus pensamientos y oraciones van para las familias y las víctimas de los tiroteos.
 
En un país como Estados Unidos, donde las masacres ocurren con demasiada frecuencia, los políticos deben tener preparado de antemano su discurso de condolencias. En él deben seleccionar cuidadosamente sus palabras, porque deben hacer todo lo que esté a su alcance para no molestar a los miembros de la poderosa Asociación Nacional del Rifle (NRA).
 
Y este temor a dicha organización que representa los multimillonarios intereses de los fabricantes de armas de este país, no es gratuito. Sucede que ellos son los principales aportadores de dinero a las campañas de congresistas y senadores republicanos.
 
Casi todos los políticos republicanos que se han pronunciado ante la masacre en Las Vegas, han evitado hablar de la necesidad de legislar para impedir el fácil acceso a las armas.
 
Estas son sus declaraciones y el apoyo que han recibido de la NRA para sus campañas:
 
Mitch McConnell (R-Ky.), líder de la mayoría del Senado: “Es un momento de luto nacional y de oración”. Apoyo de la NRA en el 2016: $1.3 millones.
 
Senadora Joni Ernst (R-Iowa): “Mis plegarias están con todas las víctimas de Las Vegas y sus seres queridos afectados por este acto de violencia sin sentido”. Apoyo de la NRA desde 2014: $3.1 millones.
 
Senador Roy Blunt (R-Mo.): “Apenado por la trágica pérdida de vidas en Las Vegas. Mis pensamientos para todas las familias afectadas por este horrible ataque”. Apoyo de la NRA para 2016: $4.6 millones.
 
Senador Dean Heller (R-Nev.): “Oro por todas las víctimas y los afectados por la tragedia”. Respaldo de la NRA en el 2016: $122,802.
 
Senador Thom Tillis (R-N.C.): “Susan y yo enviamos nuestras más profundas condolencias y oraciones a las víctimas de esta tragedia horrible y sin sentido en Las Vegas”. Apoyo de la NRA en el 2016: $5.5 millones.
 
Es claro que la NRA ha comprado el voto de estos congresistas y senadores que una y otra vez se han opuesto a regular la adquisición de armas. ¿No es esto una forma de corrupción política?

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
61°