Mamá que trató de deshacerse de su bebé por el inodoro de un McDonald's, dio a luz en un baño tres años antes

Mamá que trató de deshacerse de su bebé por el inodoro de un McDonald's, dio a luz en un baño tres años antes

Una cajera que le dijo a la policía que no sabía que estaba embarazada cuando dio a luz en un baño de McDonald's la semana pasada, hizo una declaración similar hace tres años cuando dio a luz a otro niño en un baño, dijo el fiscal del distrito del Condado de San Mateo.

Sarah Lockner, de 25 años, se enfrenta a cargos de intento de asesinato después de que supuestamente trató de ahogar a su bebé recién nacido en un baño de su trabajo.

Cuando la policía llegó al McDonald's de Redwood City, les dijo que no se había dado cuenta de que estaba embarazada.

El viernes, el fiscal Steve Wagstaffe dijo que Lockner también había dado a luz a un niño en el cuarto de baño de una casa tres años antes.

"Ella declaró entonces que no sabía que estaba embarazada", dijo Wagstaffe.

El fiscal dijo que "no hay ninguna evidencia de que haya habido algo ilegal en torno  al nacimiento anterior. Sin embargo, las autoridades están investigando "las circunstancias del embarazo y el parto" en el incidente anterior, dijo Wagstaffe.

Lockner trabajaba como cajera en la noche del 4 de septiembre cuando se quejó de dolor de estómago, según la oficina del fiscal del distrito. Durante su turno, Lockner visitó el baño del restaurante varias veces, dijeron los fiscales.

Una compañera de trabajo se preocupó por Lockner, así que entró en el baño para ayudarla. Cuando entró, dijeron los fiscales, había sangre en el suelo.

Lockner dijo que la sangre era porque tenía su período, dijeron los fiscales.

Una segunda compañero de trabajo notó el comportamiento de Lockner y también decidió ayudarla.

Cuando el segundo empleado entró al baño y echó un vistazo a donde se encontraba Lockner, dijeron los fiscales, "vio a un bebé recién nacido boca abajo en el inodoro", con la mano de Lockner en la espalda del bebé.

La empleada oyó entonces el chorro de agua del inodoro.

Lockner le pidió a su compañera de trabajo que no llamara a la policía, pero era demasiado tarde, dijeron los fiscales.

La policía llegó y encontro al bebé en los brazos de Lockner.

El bebé está vivo y estable, pero probablemente sufrió una lesión cerebral, dicen los fiscales. En un momento dado, el bebé no tenía pulso y no respiraba.

Aunque Lockner ha afirmado que no sabía que estaba embarazada, los fiscales han descubierto evidencias que indican que estaba al tanto de su condición, dijo Wagstaffe, quien se negó a describir las pruebas.

Lockner, quien está detenida con una fianza de 11 millones de dólares, está programada para ser procesada en la corte del condado de San Mateo.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
78°