La ‘gemela malvada’ que planeó el asesinato de su hermana ‘buena’ podría dejar la prisión, después de 19 años

La ‘gemela malvada’ que planeó el asesinato de su hermana ‘buena’ podría dejar la prisión, después de 19 años

Desde el inicio, el caso de las gemelas Jeen y Sunny Han estuvo destinado a los titulares de los periódicos como una historia de avaricia, odio y conflictos familiares.

La policía de Irvine incluso se refirió a ellas como “la gemela malvada y la gemela buena”.

El caso llegó a los medios internacionales y las autoridades aseguraron que Jeen Han conspiró para matar a su hermana, Sunny, quien había ayudado a las autoridades a enjuiciarla por su participación en el robo de efectivo y tarjetas de crédito de personas en el área de San Diego.

Jeen Han, ahora de 43 años de edad, pasó los últimos 19 años tras las rejas. Pero eso podría cambiar pronto.

EL DELITO

Una trama para matar a su gemela

La mujer y sus dos cómplices adolescentes fueron condenados en 1998 por conspiración para cometer asesinato y otros crímenes por el ataque, en 1996, a Sunny Han y su compañera de habitación, Helen Kim. Las jóvenes fueron atadas y amordazadas en su departamento de Irvine, momentos antes de que la policía irrumpiera para rescatarlas.

Las gemelas, que habían sido las dos mejores graduadas de su clase en la preparatoria en Campo, 40 millas al este de San Diego, se habían distanciado en los años siguientes. En noviembre de 1996, Jeen estaba convencida de que Sunny tenía algunas de sus pertenencias y no se las devolvería. Así nació, según los fiscales, el complot de asesinato.

Los codemandados, Archie Bryant, de 18 años, y John Sayarath, de 16, se hicieron pasar por vendedores de revistas para entrar en el apartamento de Sunny. Ella estaba en su habitación en ese momento y escuchó a su compañera de cuarto, Kim, pelearse con los hombres. La joven usó su teléfono celular para llamar al 911 justo antes de que los dos adolescentes irrumpieran en su habitación y la ataran.

“Sunny Han, milagrosamente, tenía un teléfono celular encima cuando los cómplices de Gina Han irrumpieron en el apartamento. De no haber sido así, sin duda habría terminado en un asesinato en primer grado, o un doble homicidio", escribieron los fiscales la semana pasada en una carta para oponerse a la liberación de la detenida.

En ese momento, los fiscales sostuvieron que Jeen Han le había dicho a la gente durante días que quería matar a su hermana y que estaba tratando de reclutar a alguien para ayudarla a hacerlo. Las hermanas se habían peleado a principios de año y Sunny había golpeado a Jeen en la cara; además de hacerla arrestar por presuntamente usar sus tarjetas de crédito y tomar su automóvil.

Después de su detención por los cargos de robo, Jeen Han escapó de una cárcel de San Diego durante un permiso de trabajo. Fue arrestada en Irvine por el ataque a su hermana.

CONFESIÓN

‘No tuve ninguna intención de matar a mi hermana gemela’

Jeen Han fue condenada en 1998 junto con sus cómplices.

Mientras estuvo detenida, intentó quitarse la vida con pastillas para dormir.

Finalmente, en la corte, habló por primera vez. "Lamento profundamente todo lo que sucedió", dijo en voz baja. "Lo siento de verdad”. La mujer aseguró que "a pesar de las circunstancias, no tuve ninguna intención de matar a mi hermana gemela. Sunny es mi carne y sangre”.

Han, quien nació en Corea del Sur, también se disculpó con la comunidad coreana estadounidense, que había llevado a cabo una campaña de clemencia para su sentencia y presentado 17,000 firmas al tribunal.

Han reservó sus comentarios finales para Sunny. "Sólo deseo que mi hermana sepa que la quiero mucho", aseveró.

Sunny Han no estaba en la corte.

TIEMPO ENCARCELADA

Después de 19 años, ¿salir de prisión?

La junta de libertad condicional recomendó la liberación de Jeen Han, quien ahora tiene 43 años. El gobernador Jerry Brown tendrá la última palabra sobre la defensa o el rechazo de la libertad condicional durante un período de revisión, de acuerdo con la fiscalía del condado de Orange.

Los fiscales citaron el diagnóstico de un psicólogo de la junta de libertad condicional, quien concluyó que Han tiene un trastorno límite de la personalidad con rasgos antisociales. Por ello, la agresora "sigue planteando un riesgo irrazonable de peligro para la sociedad”, afirmaron.

Aunque Han envió cartas de hombres de los Estados Unidos y el extranjero que sugerían que tenía un plan después de su liberación, los fiscales señalaron que las correspondencias apuntaban a su continua habilidad para manipular.

"Al escribirles cartas, ella les 'facilitó' el ofrecimiento de dinero, alojamiento, trabajo y, a un caballero de Inglaterra quien incluso le dio $100,000 después de haberse escrito con ella sólo durante 12 meses. Esta capacidad de manipulación no es sorprendente, dada su extrema inteligencia junto con un trastorno de la personalidad no tratado”, detalló en su carta para el gobernador la fiscal de distrito Nikki Chambers. "El hecho es que todavía está ejercitando los músculos de manipulación que usó cuando reclutó a dos hombres jóvenes para asesinar a su hermana, y parecen estar tan listos como en 1996”.

Traducción: Valeria Agis

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
68°