Ex funcionario en EEUU lamenta haber apoyado las armas

Un demócrata que contribuyó a revocar prohibiciones locales contra las armas de asalto como legislador estatal y antes de dejar el cargo de fiscal general de Ohio dijo en una columna que él "estuvo en el bolsillo de la National Rifle Association" para proteger su carrera política y ahora lo lamenta.

Marc Dann aprovechó su tajante admisión en Cleveland.com para exhortar a las autoridades electas a que actúen conforme sus principios en medio de la controversia sobre las armas en el país después de la matanza de 17 personas a tiros ocurrida el 14 de febrero en una secundaria en Florida.

"La operación de propaganda de la NRA finamente ajustada, financiada por los fabricantes de armas de asalto utilizadas en masacres sucesivas, me ha convencido y a cientos de funcionarios y candidatos que incluso conversar sobre la seguridad relacionada con las armas podría significar el fin de sus carreras políticas de la misma manera rápida como un AR-15 adquirido legalmente apagó vidas en el más reciente Día de San Valentín", escribió Dann.

"La amenaza funcionó".


La NRA rechazó las declaraciones de Dann y las describió como el "plan desesperado de un antiguo político para llamar la atención" después de que abandonara el cargo hace 10 años en medio de un escándalo.

La portavoz de la NRA, Jennifer Baker, dijo que los electores de Ohio apoyan la Segunda Enmienda constitucional sobre el derecho de poseer armas y confían en las calificaciones que la organización otorga a los políticos.

Dann dijo haber hecho "un trato con el diablo" para aprobar posiciones favorables a las armas que lo hacían sentir incómodo para permanecer en un cargo y desempeñar el otro trabajo que consideraba importante.


"El trato redituó. Fui reelegido como senador estatal y gané sorpresivamente el puesto de fiscal general de Ohio en gran medida debido a que la NRA y Buckeye Firearms que habían ‘educado' a los electores pro armas sobre mi inquebrantable compromiso con la Segunda Enmienda", escribió.

"Sin embargo, advertí pronto que al hacer un trato con el diablo para avanzar en mi carrera política, me había apartado de mis principios y vendido mi alma".

Dann mostró una imagen de franqueza una década después de que dejara la política debido a un escándalo de acoso sexual que implicó a otras personas en la fiscalía general y en la actualidad trabaja en el sector privado. 

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
76°