Reporte:

EEUU 'baja' alerta de viajes a Playa del Carmen, México

La embajada estadounidense en México atenuó su advertencia de viajes a la ciudad turística de Playa del Carmen, en el Caribe, en medio de lo que llama una "amenaza de seguridad en curso" y justo cuando la temporada de vacaciones de Semana Santa está por comenzar.

En una notificación publicada en su sitio web, la embajada también informó que la Agencia Consular de Estados Unidos en la ciudad reabriría y volvería a funcionar normalmente el lunes tras haber estado cerrada varios días "si es que no hay más cambios en el ámbito de seguridad".


Las nuevas restricciones señalan que los funcionarios del gobierno estadounidense deben de evitar ir a cinco barrios en y alrededor del centro de ciudad, donde hay hoteles, restaurantes, tiendas y bares.

Pero levantan la prohibición general de ir a Playa del Carmen, que fue emitida esta semana y cubría varios hoteles turísticos con todo tipo de servicios.

La embajada indicó que ahora permiten que los funcionarios del gobierno estadounidense vayan a "zonas turísticas en la Riviera Maya, incluyendo aquellas cerca de Playa del Carmen que están afuera de los vecindarios restringidos".

Lugo de la primera advertencia emitida el miércoles, funcionarios mexicanos salieron a defender la seguridad pública en Playa del Carmen, aparentemente preocupados por el posible efecto negativo al turismo en uno de los destinos más populares del país.

El gobierno del estado de Quintana Roo resaltó que el presidente Enrique Peña Nieto y dignatarios de todo el mundo se reunieron allí para la Cumbre Mundial Oceánica del 7 al 9 de marzo.

Agregó que la actividad turística era normal en la ciudad y que el 80% de los cuartos de hotel estaban reservados.

Partes de la costa caribeña de México, que incluye las zonas turísticas de Cancún y Tulum, han sido afectadas negativamente por la violencia de las drogas, aunque no muy frecuentemente, y el cártel de drogas Jalisco Nueva Generación ha estado avanzando hacia Quintana Roo.

Pero no quedó clara la naturaleza exacta de las nuevas amenazas, y la embajada aseguró que no tenía nada que ver con incidentes sobre ferries en la ruta entre Playa del Carmen y la isla de Cozumel.

El 21 de febrero, una explosión en un ferry dejó 26 heridos, incluidos ciudadanos estadounidenses. Y después fueron encontrados dispositivos que parecían ser explosivos sujetos al fondo de otra embarcación administrada por la misma empresa, Barcos Caribe.

Ambos incidentes están siendo investigados.

La embajada estadounidense afirmó que funcionarios del gobierno tienen prohibido abordar los transbordadores entre Cozumel y Playa del Carmen, y recomendó que los ciudadanos estadounidenses también los eviten.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
66°