Negocios

Estadounidenses reciben nuevas tarjetas de crédito

Bancos cansados de gastar millones cada año para rembolsar consumidores, defraudados implementan nueva tarjeta

Los bancos estadounidenses, cansados de gastarse miles de millones de dólares cada año para rembolsar a consumidores defraudados, están en proceso de retirar decenas de millones de tarjetas de crédito y débito con tradicionales cintas magnéticas para remplazarlas con nuevas tarjetas que están equipadas con un chip que almacena la información de la cuenta de forma más segura.

Para fin de año, millones de consumidores en Estados Unidos habrán realizado el cambio a las nuevas tarjetas. La vieja tecnología de cintas magnéticas ha quedado en el olvido en casi todo el mundo, pero persiste en tarjetas de crédito en Estados Unidos y es fácilmente copiada por ladrones, lo que deja a las personas vulnerables a fraudes. Aproximadamente la mitad de todos los fraudes con tarjetas de crédito ocurren en Estados Unidos, pese a que el país representa apenas 25% de todas las transacciones, de acuerdo con un reporte de Barclays de la semana pasada.

El cambio es una operación masiva. Alrededor de la mitad de todas las tarjetas de crédito y débito en el país serán remplazadas para el final del año. Decenas de miles de comerciantes individuales necesitan actualizar su equipo para permitir transacciones con los chips en lugar de las transacciones tradicionales. Si las tiendas no están listas, podrían ser responsables de cubrir el costo de fraudes.

La mayor diferencia entre la tarjeta actual y la nueva es el chip de metal en el frente, que hace que los datos del usuario estén mucho más seguros. El chip asigna un código único a cada transacción en la tarjeta. Incluso si un ladrón adquiere el código, no puede ser usado para otra compra.

Las tarjetas con chips son además más difíciles de duplicar, aunque no imposible.

El sistema ha sido usado en Europa desde hace más de una década, y ha sido el estándar en otras partes del mundo por un buen tiempo.

En estos momentos, la mayoría de las tarjetas han sido remplazadas por tarjetas con chips. Los bancos están en medio del proceso de enviar las nuevas tarjetas. Bank of America comenzó a finales del año pasado, mientras que Chase y Citi empiezan a mediados de este.

El cambio es impulsado mayormente por bancos y compañías de procesamiento de pagos: Visa, MasterCard y American Express. Los bancos han deseado una forma más segura de pagos porque generalmente han sido responsables por el rembolso por cualquier fraude que ocurre con sus tarjetas.

La Asociación de Banqueros Estadounidenses estimó que los fraudes de cuentas bancarias costaron a la industria 1.740 millones de dólares en el 2012.

Aunque el sistema ya ha sido implementado por algunos comerciantes, muchos no lo han hecho por los costos de la actualización del equipo y el entrenamiento a empleados. Compañías como Visa y bancos que emiten tarjetas están presionando a las tiendas para aceptar los chips. Visa espera que la mitad de todos los comerciantes tengan el sistema implementado para el final del año.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
91°