Caen las ventas de Lego por primera vez en 13 años y la compañía se prepara para un ‘reinicio’

Caen las ventas de Lego por primera vez en 13 años y la compañía se prepara para un ‘reinicio’

Lego ha decidido que es momento de romper los bloques y comenzar de nuevo. Después de emplear nuevos emprendimientos -como películas y líneas de juguetes- para aumentar las ventas desde su casi bancarrota, en 2004, la compañía parece haber alcanzado un pico. Sus ventas cayeron por primera vez en 13 años y, según dicen sus directivos, necesitan simplificar sus operaciones.

Ello significará recortar 1,400 puestos de trabajo, o el 8% de su fuerza de trabajo global. La firma privada danesa aseguró este martes que se está preparando para "reiniciar la compañía” con un nuevo presidente ejecutivo, que se hará cargo de ésta en octubre.

"Vamos a construir una organización más pequeña y menos compleja que la que tenemos hoy, lo cual simplificará nuestro modelo de negocio con el fin de llegar a más niños", afirmó el presidente, Joergen Vig Knudstorp.

Los ingresos cayeron un 5% en los primeros seis meses del año, a US$ 2,400 millones, principalmente como resultado de una débil demanda en mercados clave como los Estados Unidos y Europa, donde las ventas habían aumentado fuertemente durante años. Las ganancias cayeron ahora un 3%, a $544 millones de dólares.

Las líneas clásicas de juguetes, como "Lego City", funcionan bien, al igual que los productos asociados con "The Lego Batman Movie". Además, la compañía recibe los derechos de licencia de las populares películas y videojuegos de Warner Bros. que llevan su nombre. Pero los ingresos en otras líneas no tienen buenos resultados, y ciertas inversiones en algunos nuevos productos no producen los beneficios deseados.

Los analistas remarcaron que aunque la caída de los ingresos es decepcionante, ésta tenía que suceder en algún momento. “Se llega a un pico", afirmó Jim Silver, director ejecutivo y editor en jefe del sitio de críticas de juguetes TTPM. “Porque nada puede seguir aumentando así”. Para Silver, la empresa creció rápidamente al lanzar nuevos productos, como su línea Lego Friends, dirigida a las niñas. "The Lego Movie", que se estrenó hace tres años, también ayudó.

De cara al futuro, Silver expresó que Lego tiene algunos puntos positivos: sus sets de "Star Wars" se venden bien, y una película de próximo estreno, basada en su línea “Ninjago", podría hacer que muchos niños pidan nuevamente bloques Lego a sus padres.

Vig Knudstorp resaltó que el objetivo a largo plazo es conseguir que las ventas vuelvan a crecer en Europa y los Estados Unidos, y que haya fuertes oportunidades "en mercados en crecimiento, como China”.

La empresa, remarcó, necesita simplificar su modelo de negocio para reducir costos. Especialmente desde 2012 el grupo viene agregando nuevos negocios, fundamentalmente desde que se embarcó en emprendimientos como películas. "Hemos agregado complejidad a la organización, lo cual a su vez hace que sea más difícil para nosotros crecer más", señaló.

También manifestó que aunque Lego tratará de involucrar a niños y padres a través de productos en línea, como plataformas sociales digitales y sets de programación, los bloques físicos de juguetes de plástico siguen siendo clave. “Los ladrillos son el corazón de nuestro negocio”, remarcó.

Vig Knudstorp declaró a la estación TV2, de Dinamarca, que los recortes de personal afectarían principalmente a la administración y las ventas, no a la producción.

El mes pasado, el fabricante de los famosos bloques coloridos nombró a Niels B. Christiansen, quien lideró la empresa fabricante de termostatos Danfoss durante nueve años, como su presidente ejecutivo para reemplazar al presidente interino, Bali Padda. Christiansen comenzará a desempeñarse en la compañía el 1º de octubre próximo.

Lego, que actualmente tiene 18.200 empleados, no publica sus cifras trimestrales.

Traducción: Valeria Agis

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
75°