No usarán más el perfil migratorio para hacer detenciones

Charlotte, aprobó hoy resolución que impide a la Policía detener por sospecha de ser indocumentado

El Concejo de la ciudad de Charlotte, en Carolina del Norte, aprobó hoy por unanimidad una resolución que impide al Departamento de Policía detener a una persona por sospechar que está indocumentada en el país y cuestionarla sobre su estatus migratorio.

La resolución "Protección de Libertades Civiles" también dispone que los agentes del Departamento de Policía de Charlotte-Mecklenburg (CMPD) no pueden interrogar a un residente sobre su situación migratoria a menos que exista una "sospecha razonable" de que la persona está involucrada en una actividad de pandilla o terrorismo.

Asimismo, la resolución impide que los policías utilicen el perfil racial como motivación para tener un contacto con un residente y resalta que deben ser respetados sus derechos constitucionales.

Los oficiales tampoco podrán interferir con el derecho de la ciudadanía a observar y a grabar las actividades de los agentes en las áreas públicas a menos que la presencia física de esa persona interfiere con el trabajo de los agentes.

Para el director de Action NC en Charlotte, Héctor Vaca, es positivo que la municipalidad haya aprobado una medida que impide a los agentes del deber cuestionar el estatus migratorio de las inmigrantes que temen denunciar los crímenes por miedo a ser detenidos y deportados.

"Los policías no deben hacer el trabajo de los agentes de inmigración porque están para resguardar las comunidades", comentó hoy a Efe el activista

Durante años, el CMPD ha colaborado con el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) en la captura de los llamados "fugitivos", o sea los inmigrantes indocumentados que ingresaron a Estados Unidos con algún tipo de visa, pero que se quedaron en el país sin cumplir con el tiempo fijado de permanencia.

también, el CMPD ha colaborado con ICE en otras tareas más peligrosas para los agentes federales como en los operativos de arrestos de pandilleros indocumentados u otros criminales.

Las colaboraciones entre ICE y el CMPD han resultado en la expulsión de inmigrantes con familias establecidas en Charlotte y de padres con hijos ciudadanos estadounidenses.

En meses recientes, el jefe de la Policía de Charlotte, Rodney Monroe, ha aclarado que su departamento no cumple con funciones de inmigración y que las colaboraciones en el pasado con ICE fueron "una cortesía lógica entre agencias del cumplimiento de la ley".

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
49°