Reporte:

Alcaldesa podría haber evitado 800 arrestos en el norte de California

La advertencia que hizo recientemente la alcaldesa de Oakland para alertar de redadas de inmigración pudo haber evitado el arresto de unos 800 migrantes sin autorización en el norte de California, aseguró un alto funcionario federal de inmigración.

A través de Twitter, la alcaldesa Libby Schaaf advirtió el sábado por la noche a los residentes sobre la operación a gran escala: redadas inminentes de agentes de inmigración en el área de la bahía de San Francisco, escalando las tensiones entre funcionarios de California y el gobierno del presidente Donald Trump.

"Lo que ella hizo no fue nada diferente a un pandillero gritando, '¡la policía!', cuando una patrulla aparece en un vecindario, excepto que ella lo hizo para toda la comunidad", dijo Thomas Homan, jefe interino del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE), al programa televisivo "Fox and Friends".

 

Homan dijo que el Departamento de Justicia está indagando a ver si es que Schaaf obstruyó la justicia.

Agregó que lo que hizo permitió que inmigrantes que han cometido delitos sigan en Oakland, haciendo que la comunidad esté menos segura. "No puedo creer lo que ha ocurrido", dijo.

Agentes federales de inmigración arrestaron a más de 150 inmigrantes en California en los días sucesivos tras la advertencia de la alcaldesa, dijo la agencia.

Los agentes realizaron los arrestos en una operación de tres días que comenzó el domingo y se expandió desde Sacramento, en el norte, hasta Stockton, en el centro agrícola y Valle Central del estado. Alrededor del 50% de los arrestados por vivir en el país de manera ilegal tenían antecedentes penales, dijo la agencia.


Schaaf, demócrata que está postulándose para ser reelegida este año, advirtió a los inmigrantes que fuentes creíbles le dijeron que la redada era inminente, y agregó que tenía el "deber y obligación moral" de advertir a las familias.

Legisladores de California, desde el gobernador Jerry Brown, también demócrata, hasta alcaldes locales han resistido la mano dura contra la inmigración ilegal del gobierno de Trump que ellos consideran son operativos de detención de gente apegada a la ley y que están separando familias con niños estadounidenses.

Schaaf dijo el martes en un comunicado que su advertencia "tenía la intención de dar tiempo a todos los residentes para que se enteraran de sus derechos y conocieran sus opciones legales".

"No me arrepiento de haber compartido esta información", puntualizó. 

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
76°