Migración

Niños ciudadanos piden a la corte considere el programa de DAPA para sus padres

Marcha el 4 de julio en el centro de Los Ángeles en pro de DAPA

Un grupo de niños hispanos ciudadanos estadounidenses participó ayer en una reunión para pedir a la Corte de Apelaciones que considere permitir la aplicación del alivio migratorio para padres de ciudadanos estadounidenses conocido como DAPA.

En la sesión, abierta a los medios y organizada por Hermandad Mexicana de Pacoima, se aclaró que "ellos tienen el derecho de vivir con sus padres en justicia libertad y felicidad" y se destacó que más de 5 millones de niños ciudadanos viven sin representación política y con el miedo de ser separados de sus padres.

"Tuvimos más de 40 niños cuyos padres pueden ser deportados y por eso estamos invitando la comunidad a que se una a ellos y los apoye porque es una obligación moral con ellos", dijo la directora de Hermandad Mexicana, Gloria Saucedo, durante la reunión.

Como muestra de ese apoyo, la organización invitó a la comunidad hispana a participar en una marcha, programada para el 4 de julio en el centro de Los Ángeles, para pedir la activación de DAPA.

"En ese día tan importante, cuando nos demostraron que por medio de luchas se logran independencias y se logra tener un país tan grande como Estados Unidos, es un ejemplo también que tenemos que dar a nuestros hijos y una lucha unida para que los niños vivan en libertad y buscando la felicidad", destacó Saucedo.

La activista detalló que la marcha partirá a las 10 de la mañana de la esquina formada por los bulevares Olympic y Broadway y terminará antes de mediodía frente al edificio de la Corte Federal.

Saucedo recalcó que el temor con el que viven los niños por una posible deportación de sus padres, "es una angustia con la que se han enseñado a vivir y a ocultarla".

"Ellos no quieren demostrar que hay ese miedo pero yo lo he visto y lo noto cuando voy con ellos. Cuando, por ejemplo, hay una detención, se les nota la tensión y el miedo", agregó.

Hermandad Mexicana igualmente ha venido trabajando con los padres de familia para prepararlos para que aprovechen los decretos administrativos.

"Nuestra comunidad está lista para aplicar para DAPA, tienen su dinero guardado y tienen sus documentos. Necesitamos que los jueces tengan esa conciencia humanitaria", concluyó la activista.

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
76°