Identifican los restos de inmigrante guatemalteco desaparecido en Arizona hace 6 años

Identifican los restos de inmigrant guatemalteco desaparecido en Arizona

El cuerpo de Marlon Manuel Barrientos fue repatriado ayer a Guatemala, seis años después de reportarse su desaparición en la frontera y gracias a una prueba de ADN que ayudó a identificarlo entre unos cien restos de inmigrantes muertos que reposan en la oficina forense del condado Pima, en Arizona.

"Esta persona fue reportada como desaparecida en el 2009 y hace como tres a cuatro meses empezamos con las pruebas de ADN y dieron positivo", dijo ayer el cónsul general de Guatemala en Tucson, Carlos De León.

Barrientos vivió por casi 15 años en California y regresó a Guatemala después de la trágica muerte de una de sus hermanas en un accidente. No obstante, a pesar del pedido de su madre para que se quedara en su país, él decidió regresar como indocumentado el 5 de enero del 2009 y desde entonces nadie más volvió a saber de su paradero.

Su familia pidió ayuda para encontrarlo a través de diferentes medios de comunicación en Guatemala.

"Como en la mayoría de los casos la familia lo reportó desaparecido. El problema en este caso es que dijeron que se había quedado entre Tucson y Phoenix y el cuerpo fue encontrado muerto dentro de un carro cerca de la frontera de Nogales", explicó De León.

Actualmente, el consulado de Guatemala en Tucson está trabajando en tres casos de inmigrantes desaparecidos para conocer sus identidades, y aunque hay un 90 por cientos de probabilidades de que sean las personas que están buscando por la vestimenta, un documento que portaban al momento del hallazgo o las coordenadas que fueron dadas por la familia o el traficante de donde fue abandonado, deben confirmar la información con las pruebas de ADN para que la oficina forense acepte liberar el cuerpo.

En las últimas semanas, con temperaturas en el desierto que superan los 100 grados F, se han incrementado las muertes en el desierto y tan sólo en una semana fueron encontrados tres cadáveres por agentes de la Patrulla Fronteriza.

El cónsul guatemalteco informó que la mayoría de los inmigrantes encontrados en las últimas semanas son originarios de México. "El resto es osamenta y ese proceso es más complicado y demorado", agregó.

En este proceso, el consulado de Guatemala ha logrado identificar en los últimos 9 meses a 12 inmigrantes que habían sido reportados como desaparecidos, algunos en casos del 2005 y otros más recientes.

"Tenemos alrededor de 90 denuncias de inmigrantes guatemaltecos desaparecidos cuando cruzaron por Arizona", detalló.

Por su parte, el cónsul de El Salvador, Freddy Vargas, señaló que durante el verano han tenido dos reportes de inmigrantes desaparecidos, uno de ellos fue el caso de una señora que fue encontrada con vida.

Actualmente, están trabajando con la oficina forense en un cuerpo que al parecer es salvadoreño.

"Ellos piensan que puede ser salvadoreño por un tatuaje pero estamos esperando más información", manifestó Vargas.

La oficina forense del condado Pima tiene casi cien cuerpos de inmigrantes que no han sido identificados y para lograr cerrar el doloroso capítulo para cientos de familias que tienen a uno de sus seres queridos desaparecido en el desierto de Arizona están realizando una intensa labor con los consulados de México y de Centroamérica.

"Cuando nosotros recibimos restos del desierto de alguien que sospechamos que es un indocumentado cruzando la frontera lo reconocemos como no identificado, si identificamos quien es la persona entonces el proceso para que estos restos regresen con su familia depende de los deseos de la familia", explicó a Efe el director de la oficina forense del Condado Pima, Greg Hess.

El doctor explicó que cuando los restos deben ser enviados a otro país, ellos trabajan con los consulados para que estos a su vez contacten a una funeraria que se encargue de los trámites de la repatriación.

"El tiempo que tome la repatriación depende del gobierno a donde se dirige y de los trámites de aduanas que tiene que realizar la funeraria", indicó.

Los costos de la repatriación de un cuerpo o restos a Guatemala están alrededor de 3.000 dólares, los cuales son asumidos por el gobierno guatemalteco, según el cónsul de ese país. 

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
61°