Grupos conservadores tildan de "chiste" acuerdo migratorio de los 6 senadores

Grupos que abogan por un mayor control de las leyes migratorias manifestaron hoy su oposición a la propuesta presentada este jueves por seis senadores bipartidistas que incluiría un camino a la ciudadanía a los "soñadores" y fondos para el muro con México.

Para Jessica Vaughan, directora de Estudios de Políticas del Centro para Estudios de Inmigración (CIS), entidad que promueve una "inmigración reducida", la propuesta presentada por el grupo de seis senadores al presidente Donald Trump "no es seria".

Vaughan criticó la propuesta por reemplazar la denominada "lotería de visas" por otra medida similar y ofrecer una financiación mínima al proyecto del muro en la frontera con México y el control más efectivo de la inmigración irregular.

"La propuesta dice que restringe la cadena de inmigración (reunificación familiar) al eliminar la categoría de hijos e hijas adultos de los poseedores de 'tarjetas verdes' (residencia legal permanente) que admite cerca de 26.000 personas al año", anotó Vaughan.

Sin embargo, consideró, transfiere esos números a las esposas de poseedores de las "green cards" y sus hijos, por lo que, de manera efectiva, no habría una "disminución neta total en la cadena de inmigración bajo esta propuesta", criticó.

Igualmente destacó que la iniciativa que incluye 1.600 millones de dólares para el muro y 1.100 millones para otros proyectos de seguridad la frontera, pero no ofrece financiación para una larga enumeración de problemas de inmigración.

Entre ellos estarían nuevos fondos para el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) o el refuerzo el control de la ley en el interior del país, ni para la expansión del programa E-Verify, que permite a los empleadores verificar la legalidad de sus trabajadores.

Para Mark Krikorian, director ejecutivo de CIS, la propuesta de los senadores republicanos Lindsey Graham, Cory Gardner y Jeff Flake y los demócratas Bob Menéndez, Richard Durbin y Michael Bennet parece "un chiste".

"Esta medida le da amnistía a sus padres también, que no vinieron (al país) siendo niños y que los trajeron aquí", comentó Krikorian en una entrevista en la cadena Fox News.

Roy Beck, presidente y fundador de NumbersUSA, otra organización no lucrativa que busca que promueve "niveles de inmigración más bajos", rechazó la iniciativa y la calificó de "engañosa".

"La muy esperada propuesta bipartidista del Senado es una amnistía para DACA, continúa la cadena de inmigración, rechaza E-Verify, da tarjetas de residencia a los (beneficiarios del) Estatus de Protección Temporal (TPS) y premia a los padres de DACA con permiso de trabajo para toda la vida", criticó hoy Beck en una declaración enviada a Efe.

Otro grupo conservador, el grupo de cabildeo Federation for American Immigration Reform (FAIR), señaló en su página en Facebook que el Congreso tiene que "evitar otra amnistía tanto para los llamados 'soñadores' como para los antiguos beneficiarios del TPS".

Estas críticas se suman a las del propio presidente Trump, que hoy dijo que no se trata de un "acuerdo justo", y de algunos senadores conservadores que participaron esta semana en la reunión bipartidista con el presidente Trump.

Así, los senadores Tom Cotton, Chuck Grassley y David Perdue autores de la iniciativa de ley RAISE, no sólo descalificaron la iniciativa de sus seis colegas como "poco seria", sino que destacaron que no se trata "de un acuerdo bipartidista".

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
75°