Especial: Todo sobre la captura de "El Chapo" Guzmán

El narcotraficante más buscado del mundo, Joaquín "El Chapo" Guzmán, fue capturado el viernes por tercera vez en una operación encabezada por la Armada mexicana, seis meses después de su espectacular fuga de un penal de máxima seguridad a través de un túnel.

El presidente Enrique Peña Nieto anunció, primero en redes sociales y luego en un mensaje a la prensa, la recaptura de Guzmán, cuya fuga el 11 de julio fue especialmente humillante para él y su gobierno. Después de esa fecha pocos creían que podría ser recapturado vivo.

"Se trata de un logro en favor del estado de derecho (...) una acción contra la impunidad", dijo el mandatario, quien añadió que era resultado de meses de "intenso y cuidadoso" trabajo de inteligencia y de coordinación entre las distintas instituciones del Estado que permitieron desarticular la red de apoyo del capo y finalmente dar con él.

"Misión cumplida: lo tenemos. Quiero informar a los mexicanos que Joaquín Guzmán Loera ha sido detenido", había señalado más temprano el mandatario en su cuenta de Twitter.

La noticia, comunicada por el número dos del ejecutivo, el secretario de Gobernación Miguel Angel Osorio Chong, a los embajadores mexicanos reunidos en la capital del país hizo que los diplomáticos rompieran en aplausos y se lanzaran a entonar el himno nacional.

Guzmán fue localizado después de un enfrentamiento entre presuntos delincuentes y la Armada en la ciudad de Los Mochis, en su estado natal de Sinaloa, ubicado al noroccidente de México, según confirmó un funcionario federal que pidió el anonimato por no estar autorizado a dar declaraciones.

Agregó que el capo no resultó herido en el operativo.

Otro funcionario federal del área de seguridad, que también pidió el anonimato por no estar autorizado a dar declaraciones, dijo que Guzmán había sido ubicado desde hace algunos días y tenían información de que se estaba moviendo en Los Mochis, por lo que se realizó un operativo que incluyó la revisión de las alcantarillas por los antecedentes de que el narcotraficante había utilizado en otras ocasiones el drenaje público para moverse y conectar sus casas de seguridad.

Dicho funcionario añadió que su captura está relacionada con la acción realizada por la Armada el viernes de madrugada en una vivienda de Los Mochis, adonde acudió por una denuncia ciudadana, según la propia Armada, y donde cinco sospechosos fueron abatidos por sus fuerzas en un choque en el que presuntos criminales empezaron a dispararles desde el interior de la casa.

Seis personas fueron detenidas en ese lugar, en el que se requisaron cuatro vehículos, dos de ellos blindados, ocho armas largas y un lanzacohetes cargado. Fotos divulgadas por la Armada muestran que dos de las armas largas eran fusiles calibre .50 capaces de traspasar la mayoría de los chalecos antibalas y hasta la carrocería de un coche.

Según una vecina de la zona donde tuvo lugar la operación, que habló con The Associated Press a condición de guardar su anonimato, el operativo empezó alrededor de las 4 de la madrugada y duró hasta las siete. "Se escuchaba una intensa balacera y helicópteros; estaba fuerte", dijo la mujer, que se mantuvo en todo momento dentro de su casa pero en contacto con sus vecinos y su gente a través de las redes sociales.

Guzmán huyó de ese operativo pero no está claro cómo, aunque presuntamente dejó a sus pistoleros disparándole a los soldados de la Armada para ganar tiempo y huir por el alcantarillado. Lo cierto es que terminó en un hotel en las afueras de Los Mochis donde finalmente fue capturado, según el funcionario del área de seguridad.

Peña Nieto no ofreció detalles sobre la captura durante su alocución televisada que dedicó a elogiar la coordinación entre instituciones y a decir que este hecho "sumamente importante" es una muestra de que pueden confiar en su gobierno y en su país.

Desde Estados Unidos, las primeras felicitaciones llegaron de la agencia antidrogas DEA.

"Su detención es un logro importante en la lucha contra el crimen organizado transnacional, la violencia, y el narcotráfico", dijo el organismo.

El Departamento de Justicia estadounidense no dijo si solicitaría la extradición de Guzmán a Estados Unidos, donde enfrenta cargos en múltiples jurisdicciones.

"Felicito al gabinete de seguridad mexicano y al personal militar que trabajaron incansablemente en los últimos meses para llevar a Guzmán ante la justicia", dijo su titular Loretta Lynch.

Estados Unidos presentó una solicitud de extradición de Guzmán el 25 de junio pasado, antes de que escapara de prisión por última vez. En septiembre un juez estadounidense emitió una segunda orden de captura donde lo acusa de crimen organizado, tráfico de drogas, lavado de dinero, homicidios y otros.

El ex procurador general de la República de México, Jesús Murillo Karam, había sido particularmente insistente en que el país no iba a extraditar a Guzmán hasta que no hubiera cumplido las condenas impuestas por la justicia mexicana.

La fuga hace seis meses de "El Chapo", que ya se había escapado de otra cárcel de máxima seguridad en 2001, supuso uno de los mayores golpes para el gobierno de Peña Nieto, debilitado también por escándalos de corrupción y sucesos violentos como la desaparición de 43 estudiantes en 2014.

El mandatario, que ahora puede colgarse un gran triunfo, intentó mostrarse sereno durante una alocución televisada pero al felicitar a los integrantes del gabinete de seguridad, y a la Fiscal General mexicana, Arely Gómez, sonrió ampliamente.

Algunos en México dudaban que Guzmán fuera capturado vivo pues el capo se había escapado en otras dos ocasiones, para volverlo a encarcelar en una prisión mexicana.

"Fue un gran éxito del gobierno. Mucha gente dudaba que se pudiera recapturar, pensaban que iba a ser una fuga de mucho tiempo, que le permitiera reconstruir todo su emporio", dijo Raúl Benítez, experto de la UNAM en temas de seguridad. "Desde esta fuga última él sólo estuvo buscando cómo esconderse sin poder planificar residencia".

Después de su primera captura en Guatemala en 1993, Guzmán fue sentenciado a 20 años de cárcel. En 2001 se escapó de una prisión de máxima seguridad, supuestamente en un carrito de la lavandería, aunque algunos expertos dudan de esta versión y creen que huyó por la puerta principal vestido de policía.

Su segunda fuga fue mucho más elaborada. "El Chapo" se escapó de la prisión del Altiplano, al centro de México, por un túnel de kilómetro y medio de largo, con electricidad, ventilación y hasta una motoneta que se movía sobre rieles, que conectaba con la ducha que tenía en su celda con el exterior. Dada la envergadura de la obra, se presume que contó con la complicidad de funcionarios de la cárcel.

Aunque la fuga activó todas las alertas internacionales, el gobierno informó que el capo se había trasladado vía terrestre hasta Querétaro, al centro del país, y de ahí presuntamente viajó en una avioneta hasta Sinaloa.

Desde el pasado mes de octubre, los operativos de búsqueda se intensificaron en varios estados pero, sobre todo, en la sierra ubicada entre Sinaloa y el estado vecino de Durango, donde el Ejecutivo llegó a informar que casi le atrapa. En aquella ocasión el narcotraficante logró huir, aunque aparentemente resultó herido en una pierna y el rostro.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
75°