Denuncian abuso policiaco en Monterrey

Abuso policiaco en Monterrey

Cinco jóvenes, entre ellos tres menores de edad, denunciaron anoche un supuesto abuso de policías de Hidalgo, al asegurar que fueron perseguidos, esposados, golpeados y amenazados de muerte.

La supuesta agresión contra los jóvenes generó que por lo menos una veintena de personas sitiaran la comandancia policiaca con la intención de exigir una respuesta por la acción de los oficiales, incluso, elementos de Fuerza Civil llegaron para evitar un enfrentamiento entre uniformados y civiles.

El hecho ocurrió alrededor de las 18:00 horas, e incluso, trascendió por redes sociales donde habitantes señalaban el presunto abuso policiaco.

Uno de los menores, Pedro Javier García Torres, de 17 años, fue trasladado en un auto particular a un hospital local, pero después fue llevado al Hospital Universitario.

En un principio, se señaló que pudiera estar herido de bala, pero por la madrugada en el Hospital Universitario se descartó esa información al asegurarse que el paciente ingresó por lesiones a consecuencia de un accidente vial.

Pedro tenía golpes leves y una lesión profunda a la altura del codo del brazo derecho que aparentaba ser una herida de bala.

Los otros cuatro supuestos afectados son los hermanos Angel y Alan Garcφa Ramírez, de 18 y 17 años, respectivamente, residentes en Hidalgo; además de Lauro Lozano, de 18, y Fanny González, de 17, originarios de El Carmen.

Alan narró anoche en entrevista que en unas calles de la cabecera municipal se toparon con los policías cuando se dirigían en una camioneta Escape a comprar unas cervezas fuera del horario permitido.

Los oficiales de la unidad número 34 les dijeron que se retiraran, pero los menores trataron de insistir en su idea, aunque luego desistieron al volver a ver a los uniformados.

"Luego ellos (los policías) nos empezaron a seguir, no nos hicieron la parada y mi hermano comenzó a subir la velocidad y ellos también.

"En una calle se nos atravesó una camioneta y chocamos, y mi hermano le siguió dando a la camioneta y luego empezaron las detonaciones de las armas de fuego de las policías, no paramos, después yo me bajó y vi la camioneta que venía a toda velocidad y decidí subirme otra vez, fue cuando nos impactaron".

Ahí fue cuando se evidenció el actuar policiaco.

"Se bajaron de la patrulla y me empezaron a golpear, me amarraron de los pies y me esposaron y me apuntaron con el arma de fuego en la cabeza. Me decían que me iban a matar, a mi hermano también, a los demás amigos les dijeron eso.

"Yo nada más escuché un disparo, pero dijeron otras personas que eran más. Nos llevaron a la comandancia y a mi me dio un ataque de asma, después llegaron los paramédicos, me dieron para el asma.

Horas después los menores fueron liberados, menos el conductor, Angel, hermano de Alan.

Parte de la detención de los jóvenes fue grabada por habitantes de ese municipio, incluso, fue subida a Facebook.

El director de la Secretaría de Seguridad Pública municipal, Emiliano Zapata Hernández, fue buscado por la madrugada, pero no dio entrevista sobre lo sucedido.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
63°