Niño de 5 años, desnutrido y encontrado encadenado en México podría ser devuelto a Escondido

“Like a little skeleton, like one of those children in a foreign country starving, that’s what he looks like."

Un ciudadano estadounidense de cinco años encontrado encadenado, malnutrido y golpeado en la Ciudad de México el mes pasado pronto podría reunirse con su padre en Escondido.

La policía mexicana rescató al niño, Anthony Castro, el 27 de junio de la casa de un pariente en el barrio Gabriel Hernández y lo llevó a un hospital local para recibir tratamiento, según una declaración dada a conocer por la fiscalía local. La hermana de su padre y su esposo fueron detenidos y pueden ser sentenciados a hasta 60 años de prisión si son condenados por los cargos que enfrentan.

El padre del niño, Pascual Castro, no es ciudadano estadounidense, pero fue a la oficina del representante republicano por Vista Darrell Issa para pedirle ayuda después de saber lo que pasó.

“Temía que nadie pudiera ayudarlo, pero Darrell se volvió hacia el padre, le tendió el brazo y le dijo: ‘No me preocupa si eres ciudadano o no. Un niño -tu hijo- está en un hospital en México. Vamos a llevarlo a casa", dijo un miembro del personal de la oficina del distrito, según el portavoz de Issa, Calvin Moore.

Issa se puso en contacto telefónico con el Departamento de Estado y llevó el caso de Anthony a ser máxima prioridad.

“Haremos todo lo posible para sacarlo de esta situación abusiva y a ponerlo en un ambiente seguro y estable donde pueda obtener la ayuda que tanto necesita. Estoy agradecido de que hayamos podido intervenir, justo antes de las vacaciones ", dijo Issa en una declaración por correo electrónico. “Esto es absolutamente desgarrador”.

Marcela Celorio, cónsul general de México en San Diego, dijo que lo que suceda con el niño dependerá en última instancia del fiscal especial para los derechos de los niños en la Ciudad de México. Anthony podría ser devuelto a su familia en los Estados Unidos o ser colocado en un hogar de crianza temporal en la Ciudad de México. Celorio dijo que Anthony probablemente será colocado en un hogar temporal por lo menos mientras espera que el proceso legal se desarrolle.

“Tenemos que tener en cuenta que estamos hablando de una vida humana y, más aún, de un niño", dijo Celorio. “Tenemos que ser muy responsables con lo que hacemos”.

Dijo que los Estados Unidos y México tienen tratados sobre cómo manejar este tipo de casos de custodia internacional, y un proceso similar ocurriría para un niño mexicano encontrado en los Estados Unidos.

No sabía cuánto tardaría el proceso. Algunos casos tardan menos de un mes, dijo, mientras que otros toman años.

El Consulado Mexicano se involucró porque el padre de Anthony es de México. Celorio dijo que Pascual Castro le dijo a su oficina que estaba "regularizando" su estatus migratorio, pero no pudo viajar a la Ciudad de México para ver a su hijo durante ese proceso.

Castro no respondió a las solicitudes de comentarios de The San Diego Union-Tribune.

Él dijo a El Universal por teléfono que dejó a su hijo con su hermana y su marido mientras él venía a trabajar en los Estados Unidos. Le habían enviado videos de su hijo en febrero y marzo, y pensó que todo estaba bien.

Había dejado previamente a Anthony con sus abuelos, dijo, pero pensó que las escuelas eran mejores donde vivía la tía del chico, por lo que trasladó a Anthony con ellos.

“Nunca pensé que lo tratarían así. Me duele mucho, mi pobre hijo ", dijo en español. “Me siento terrible por esto”.

La bisabuela de Anthony, Virginia Sanderson, de 84 años, de Escondido, dijo que Castro es un inmigrante no autorizado. Su nieta, la madre de Anthony, Dawn Sanderson, de 34 años, es ciudadana estadounidense.

Dawn Sanderson no respondió a las peticiones de comentario del San Diego Union-Tribune.

Los dos estuvieron casados por un corto tiempo pero ya no están juntos, según Virginia Sanderson. Castro ganó la custodia de Anthony después de la separación de la pareja, dijo.

Virginia Sanderson dijo que no sabía que Castro dejó a Anthony con parientes en la Ciudad de México. Ella cuida a los otros niños de su nieta.

Recordó haber estado en el nacimiento de Anthony en el Centro Médico Palomar de Escondido.

“Estoy horrorizada", dijo Virginia Sanderson por teléfono. “Nunca pensé que el niño estuviera en peligro”.

Dijo que se enteró de la situación de su bisnieto cuando vio una historia en las noticias.

“Todavía no lo creí hasta un par de días después cuando los reporteros comenzaron a venir, y me mostraron fotos que no habían mostrado en las noticias", dijo Sanderson. “Fue terrible, terrible, terrible”.

“La que le muestra como un pequeño esqueleto, como uno de esos niños en un país extranjero muriéndose de hambre, así es como se ve", dijo sobre el cuadro que más le molestó.

“No estoy enojada", agregó. “Estoy terriblemente apenada”.

Ella no confía en Castro, dijo, y está preocupada por que Anthony sea puesto de nuevo con él.

Ella dijo que su nieta, que está en libertad condicional, ha dado vuelta a su vida y ahora podría cuidar de su hijo.

“Es ciudadano estadounidense", dijo Sanderson. “Necesita que lo traigan de vuelta. Necesita reunirse con su madre. Hacemos todo lo posible”.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
65°