VIDEO: EPN busca a 'El Chapo' al tiempo que enfrenta críticas

EEUU sabía de intentos de fuga

Tras la segunda fuga del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán de un penal de máxima seguridad de México, las fuerzas de seguridad siguen buscando al capo en medio de crecientes críticas al Gobierno.

El secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong, regresó de Francia para tomar las riendas del asunto, donde iba a participar en una visita de Estado encabezada por el presidente, Enrique Peña Nieto, que ese mismo día en un mensaje desde París consideró la fuga “una afrenta al Estado mexicano”.

El hecho de que Peña Nieto no haya modificado su visita, sumado al relativo silencio gubernamental, ha alimentado las críticas a su gestión y dado pie a teorías sobre la huida.

“Esta fuga refleja en parte la poca prioridad que ha dado este Gobierno al tema de la seguridad”, dijo el lunes el exdirector de Centro de Inteligencia y Seguridad Nacional (Cisen), Guillermo Valdés.

“Falta mucha información, una tarea como la realizada por todos los individuos que sacaron a este señor (Guzmán) de la cárcel va a tener que ser desglosada y conocida a fondo”, apuntó el secretario de Seguridad Pública en los primeros cuatros años del gobierno de Vicente Fox, Alejandro Gertz Manero.

Gertz Manero consideró que, más allá de buscar “chivos expiatorios” y “responsables morales”, conviene conocer la “verdad” a fin de “tranquilizar la opinión pública”.

Estas críticas, extendidas entre los analistas y la opinión pública, reflejan la indignación y consternación que se vive en México tras saberse que el líder del Cártel de Sinaloa escapó el sábado del Centro de Readaptación Social Número 1 Altiplano, en el municipio de Almoloya del central Estado de México.

Es la segunda vez que el narcotraficante, considerado uno de los más peligrosos por México y Estados Unidos, huye de una prisión de alta seguridad.

En 2001, se fugó de la prisión de Puente Grande, en el estado occidental de Jalisco, a bordo de un camión de limpieza, mientras que en esta ocasión lo hizo a través de un túnel de 1.5 kilómetros que comunicaba con un domicilio en los terrenos cercanos al penal.

El periodista especializado Jesús Lemus Barajas, encarcelado en un penal de alta seguridad entre 2008 y 2011 y posteriormente liberado por falta de pruebas, acusó al Gobierno de mentir porque “ningún reo se mueve solo por el penal”.

El ingeniero civil y especialista en túneles Mauricio Flores reforzó esta teoría, dijo que para excavar el pasaje por el que Guzmán escapó se necesitaba “muchísima gente” y “material especializado”, que hubieran dificultado llevar a cabo la obra sin despertar sospechas.

Dijo que para la construcción del túnel se requirieron los planos de la instalación y la participación de ingenieros.

Indicó que lo más complicado fue acceder a la regadera porque las cárceles de máxima seguridad cuentan con una base de concreto armado debajo de la construcción.

Por ello, es “casi seguro que salió por la puerta principal”, sentenció también él.

A falta de más detalles, continúa un megaoperativo en nueve estados del país para recapturar “El Chapo” y permanecen detenidos 31 empleados del penal, entre ellos el director de la cárcel, Valentín Cárdenas Lerma, cuyo testimonio en los interrogatorios a los que son sometidos pueden aportar la luz de la que por ahora carece el caso.

El suceso puede suponer un duro golpe a la popularidad de Peña Nieto, ya mermada tras el caso Iguala, y muchos esperan algún tipo de purga en el Gobierno por la fuga del peligroso delincuente.

EEUU sabía de intentos de fuga
El vocero de la Casa Blanca, Josh Earnest, dijo que el gobierno estadounidense ofreció su apoyo completo a México e indicó que Guzmán también enfrenta acusaciones por crímenes graves en Estados Unidos.

En tanto, documentos del gobierno estadounidense muestran que la la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA) tuvo información de inteligencia sobre al menos dos intentos previos para ayudar al capo a escapar de la prisión.

Documentos internos de la DEA revelan que los agentes antidrogas obtuvieron los primeros informes sobre planes de fuga en marzo de 2014. Eso fue alrededor de un mes después de que Guzmán fue capturado en Mazatlán, México.

Los documentos muestran que en marzo de 2014, agentes en Los Ángeles reportaron una posible operación de escape que involucró el uso de amenazas o sobornos a funcionarios de prisiones.

En julio de ese año, la misma investigación reveló que el hijo de Guzmán había enviado un equipo de abogados y personal de contrainteligencia militar para diseñar un plan de escape.

Trump incrementar críticas contra inmigrantes
El precandidato republicano Donald Trump usó la fuga para incrementar sus críticas contra los inmigrantes y asegurar que los contrabandistas mexicanos utilizan la frontera como “una aspiradora, volcando las drogas y la muerte directamente en EEUU”.

“El mayor señor de la droga de México escapa de prisión. Increíble la corrupción y EEUU paga el precio. ¡Se los dije!”, destacó el millonario empresario en su cuenta de Twitter.

“México manda a su gente, pero no manda lo mejor. Nosotros nos quedamos con los asesinos, las drogas y el crimen. ¡Ellos se quedan con el dinero!”, exclamó el magnate.
—Agencias

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
48°