Presidencia desmiente reporte sobre declaración patrimonial de Peña Nieto

El presidente "reportó que recibió la propiedad a través de una 'donación', o un obsequio, de su padre"

La Presidencia de México desmintió que el mandatario Enrique Peña Nieto haya declarado "información incorrecta" sobre cómo obtuvo una propiedad, como señala un nota periodística, y acusó al autor de faltar a la verdad.

La Presidencia hizo pública la carta que el coordinador de Comunicación Social y portavoz presidencial, Eduardo Sánchez, dirigió este jueves a Simon Gardner, delegado de la agencia británica de noticias Reuters para México y Centroamérica.

En un reportaje publicado, Gardner afirma que documentos públicos revisados por esa agencia indican que Peña Nieto declaró información incorrecta a las autoridades sobre las circunstancias en que obtuvo una de sus propiedades.

Asegura que, por medio de una solicitud de información pública, la agencia accedió a documentos que mostraron que Peña Nieto compró en 1988 a un tercero un terreno de 1.000 metros cuadrados en Valle de Bravo, Estado de México, por los que pagó 11,2 millones de pesos, "o unos 5.000 dólares de esa época".

Sin embargo, subraya, en su declaración patrimonial presentada en 2013, el presidente "reportó que recibió la propiedad a través de una 'donación', o un obsequio, de su padre". Añade que la declaración muestra a la propiedad valuada "en sólo 11.200 viejos pesos o cinco dólares en esa época".

Señala también que "la oficina del presidente no quiso hacer comentarios, a pesar de que se le pidieron varias veces explicaciones sobre las discrepancias en los documentos".

En su carta de respuesta, Sánchez afirmó que "la propiedad en cuestión fue adquirida hace 27 años por el padre (finado) del hoy Presidente de la República, de entonces 22 años".

"Esa donación ha sido consignada en las diversas declaraciones patrimoniales presentadas por el licenciado Peña Nieto a lo largo de su vida pública", apuntó.

El portavoz presidencial sostiene que la nota periodística "omite consignar un dato importante: la cantidad de once millones doscientos mil pesos equivale a once mil doscientos de los llamados nuevos pesos".

En 1993 la divisa mexicana fue revaluada, de tal forma que mil de los "viejos pesos" equivalían a un "nuevo peso".

Al respecto, Sánchez dice a Gardner que "por lo que respecta a las conversiones que usted hace de los llamados 'viejos pesos' a dólares, quiero resaltar que resulta inverosímil que pretenda convertir montos de 1982 usando el tipo de cambio actual (15,35 pesos por dólar)".

"No sólo omite calcular la inflación de México en el transcurso de estos 33 años y la plusvalía de los inmuebles con el paso del tiempo, sino, lo más elemental, el desliz del tipo de cambio peso-dólar, de más de 1.800 %, de esa fecha para acá, por lo que la valuación que usted hace carece de rigor y tergiversa notoriamente la realidad", enfatizó.

Finalmente, Sánchez arremete contra la afirmación de Gardner de que la oficina presidencial no quiso hacer comentarios sobre el material en poder de la agencia de noticias. "Lamento mucho que falte usted a la verdad con esta afirmación", señaló.

"En su teléfono celular encontrará varios recados, escritos y de voz, del día de ayer, en los que hay constancia de que lo buscamos para atender su solicitud de información", así como varios correos electrónicos en los que de manera fehaciente se demuestra que sí quisimos hacer comentarios que usted no estuvo en disposición de atender por razones que desconocemos", puntualizó.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
65°