Llegan federales a cuatro estados para garantizar las elecciones

Llegan federales a cuatro estados para garantizar las elecciones

Una semana después de violentas protestas, destrucción de sedes electorales y toma de instalaciones petroleras y eléctricas por parte de activistas del magisterio, el Gobierno federal envió ayer tropas federales a cuatro entidades para garantizar la jornada electoral del domingo.

Conforme a reportes oficiales se desplazaron por aire y tierra 18 mil efectivos, la mitad de ellos del Ejército, seis mil policías federales y el resto elementos de la Marina.

Cerca de la medianoche los federales recuperaron una planta de abastecimiento de gasolina de Pemex ubicada en la capital de Oaxaca y una central hidroeléctrica en la ciudad de Tuxtepec, también en Oaxaca.

Hasta el cierre de la edición, tres de las once sedes distritales electorales ocupadas por activistas magisteriales de la sección 22 de Oaxaca habían sido abandonadas. Efectivos federales las ocuparon encontrando una situación desoladora: papelería quemada y mobiliario destrozado.

Durante el día, en Chiapas, maestros de la CNTE quemaron ayer sedes partidistas en su quinto día de paro laboral. Enormes columnas de humo se elevaron en Tuxtla Gutiérrez durante la mañana. Otro contingente atacó un módulo del INE y oficinas de gobierno.

Los maestros advirtieron que no permitirán la instalación de casillas en escuelas públicas pero por la tarde suspendieron sus protestas.

En Tlapa, Guerrero se produjo un enfrentamiento entre maestros y activistas con efectivos estatales, resultando varias personas heridas.

En la Secretaría de Gobernación, las negociaciones entre el Subsecretario Luis Miranda y dirigentes de la CNTE entraron en un "receso indefinido".

Mientras estaban en pláticas, los maestros se enteraron del comunicado firmado por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio donde anunciaba el envío de tropas a cuatro estados.

"El despliegue, en el que participan elementos del Ejército Mexicano, de la Marina Armada de México y de la Policía Federal, se enfocará especialmente en la región sur-sureste, y en particular, en el estado de Oaxaca", indica el comunicado.

El INE a su vez pidió que las acciones del gobierno para garantizar las elecciones sean "de estricta institucionalidad y legalidad, así como de pleno y cuidadoso respeto a los derechos humanos".

Señaló que evaluará qué condiciones existen en los distritos donde ha habido dificultades para decidir medidas especiales a fin de que los comicios se realicen en paz y libertad.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
49°