México

Escala crisis en Guerrero

En Chilapa fue asesinado a el 1 de mayo Fabián Quiroz, candidato a Presidente Municipal por el PRI-PVEM

MÉXICO, D.F.- En Guerrero, los conflictos y la violencia, en vez de ser contenidos, se agravan.

Si el Estado sufría una crisis social derivada de la desaparición de los 43 normalistas en septiembre pasado en Iguala, así como de la movilización de maestros de la CETEG, ahora, a 21 días de las elecciones, la situación se ha recrudecido.

La semana pasada, hombres armados vinculados con el grupo criminal de Los Ardillos tomaron Chilapa, la ciudad más importante de la Montaña Baja y punto clave para la conexión de Chilpancingo con Tlapa y la zona norte del Estado.

Los sujetos instalaron retenes en los accesos a la comunidad, se apostaron en el Ayuntamiento y realizaron patrullajes en las calles desiertas, todo ello pese a la presencia de militares, gendarmes y policías federales y estatales.

El jueves pasado, luego de que los hombres armados pactaran con mandos castrenses su salida de la zona, habitantes denunciaron que al menos 16 personas fueron secuestradas, aunque esto no ha sido confirmado por las autoridades.

También en Chilapa fue asesinado a balazos el 1 de mayo Fabián Quiroz, candidato a Presidente Municipal por el PRI-PVEM.

A finales de abril, ocho personas murieron en un enfrentamiento entre agentes estatales y comunitarios adscritos a la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) en un carretera de Igualapa, cerca de Ometepec.

En el marco de los hechos violentos, fue detenido Eliseo Villar Castillo, uno de los líderes mas visibles de la CRAC en San Luis Acatlán y la Costa Chica, tras lo cual fue internado en el penal de Villa Aldama.

Días después, integrantes de la CRAC acusaron a la Policía estatal de ejecutar a sus compañeros y de haber detenido arbitrariamente a Villar Castillo para desmantelar a los comunitarios.

En un conferencia de prensa en el DF, amenazaron con boicotear las elecciones del 7 de junio si su dirigente no era liberado antes de la jornada electoral.

En la zona de Tlapa, en tanto, esta semana otro sector de la CRAC reactivó las movilizaciones y los bloqueos de carreteras para exigir la liberación de Nestora Salgado García, comandante de la Policía comunitaria de Olinalá presa desde el año pasado acusada de secuestro.

De hecho, Beatriz Mojica, candidata a la Gubernatura de Guerrero, tuvo que suspender dos actos de campaña en esa zona por las protestas y amenazas de boicot de los simpatizantes de Salgado apoyados por integrantes del Movimiento Popular Guerrerense.

Y, mientras tanto, las ejecuciones se han disparado en Acapulco, donde una batalla entre diferentes grupos del crimen organizado ha dejado un centenar de muertos en los últimos dos meses.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
83°