Enrique Peña Nieto pide a embajadores difundir por el mundo un México sólido con claridad y rumbo

El Presidente Enrique Peña Nieto pidió a embajadores y cónsules promover en el mundo a un México audaz, de instituciones sólidas, con claridad de rumbo y certidumbre.

Ante unos 150 miembros del cuerpo diplomático mexicano, el Primer Mandatario hizo una evaluación de tres años de Gobierno en seguridad, educación, relaciones exteriores, economía y desarrollo social, además de fijarse un plan de cinco líneas en materia de política internacional.

Para el mexiquense, la imagen del País en el mundo es muy positiva, pues se le reconoce como una nación audaz, con decisión y voluntad, pero sobre todo, la capacidad, para renovarse y transformarse.

Incluso, indicó, ningún otro país ha realizado tantos cambios, tan profundos y en varios ámbitos en menos de tres años.

"Esto ha sido posible gracias a que tenemos claridad de rumbo, instituciones sólidas, que hoy han escrito una parte importante de confianza que queremos refrendar ante la sociedad -luego de la captura de Joaquín "El Chapo" Guzmán", y una sociedad decidida a escribir un futuro de éxito.

"Ustedes como representantes en exterior deben trasmitir este mensaje de cambio constructivo, de certidumbre, a cada uno de los países donde nos representan", indicó.

En el Salón Tesorería de Palacio Nacional, donde clausuró la reunión anual de embajadores y cónsules mexicanos en el mundo, el Presidente recibió un aplauso casi de dos minutos, y debido a que el encuentro se había retrasado más de una hora, optó por dejar su mensaje al final de la comida.

El Mandatario federal arrancó su discurso, de 38 minutos, hablando sobre sus logros en seguridad, mencionando en primer lugar la detención del capo sinaloense.

"El Estado mexicano seguirá desplegando sus capacidades operativas en inteligencia para desarticular a las organizaciones delictivas trasnacionales y reducir el fenómeno delincuencial a una escala atendible por las corporaciones locales de seguridad pública", dijo.

Y en medio de la discusión por la implementación del Mando Único, tras su aplicación en Morelos por la muerte de la Alcaldesa de Temixco, el Presidente aseguró que México necesita corporaciones policiacas más confiables y más eficaces, y la mejor manera de lograrlo es sustituyendo a las cientos de policías municipales que han demostrado ser frágiles, poco preparadas y vulnerables, por un grupo de corporaciones sólidas y más profesionales.

También aseguró que seguira fortaleciendo el marco institucional y operativo del Estado en materia de derechos humanos, y para ello, indicó, habrán de reforzar las acciones de prevención social, un punto muy criticado en el exterior.

Dentro de las cinco líneas de acción planteadas para los próximos tres años están consolidar las alianzas estratégicas y promover en el marco de las instituciones hemisféricas y multilaterales, la democracia y el respeto a los derechos humanos.

"Como País de origen, tránsito, destino y retorno de migrantes, atenderemos el fenómeno migratorio de manera integral con pleno respeto a los derechos fundamentales; aprovecharemos las oportunidades que nos ofrecen las nuevas plataformas comerciales para profundizar los diálogos políticos regionales de alto nivel; y en el ámbito multilateral impulsaremos el empoderamiento de las mujeres", agregó.

Al encuentro también asistieron los presidentes de la Cámara de Diputados, el perredista Jesús Zambrano, y del Senado, el panista Roberto Gil, quienes se unieron a la ovación de los funcionarios.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group