En Guadalajara miles protestan contra el matrimonio homosexual y el aborto

Miles se manifiestan en México contra matrimonio homosexual y aborto

Entre 5.000 y 10.000 personas se manifestaron hoy en Guadalajara, capital del occidental estado mexicano de Jalisco, en contra del aborto, de los matrimonios homosexuales y de la posibilidad de que estos puedan adoptar niños.

La marcha fue convocada por una coalición de 230 organismos civiles denominada "Jalisco es uno por los niños" y avalada por el cardenal Francisco Robles Ortega, arzobispo católico de Guadalajara.

La intención de la marcha era ser "una fiesta" y "un acto propositivo", dijo a Efe Luis Antonio Martínez, parte del comité organizador.

"La intención es festejar cuatro cosas: el sí al matrimonio entre hombre y mujer, el derecho de los niños a tener mamá y papá, el derecho de los papás a educar a sus hijos y el sí a la vida desde el nacimiento hasta la muerte natural", afirmó.

Martínez, miembro del Centro Jurídico Internacional de Derechos Humanos, aseguró que esta marcha es una iniciativa de ciudadanos y organismos religiosos no clericales "en favor de la vida".

La manifestación levantó polémica entre diversos sectores favorables y opuestos a la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación de declarar inconstitucionales las legislaciones estatales que limitan el matrimonio a la unión entre hombre y mujer.

Martínez pidió a los ministros de la Corte tomar en cuenta a los "cientos de personas que están en favor del matrimonio entre el hombre y la mujer".

En un punto del trayecto, un grupo de ocho jóvenes confrontó a los manifestantes con consignas en favor de la comunidad homosexual y en contra de la pederastia.

"Somos personas que tenemos las mismas obligaciones que ustedes. Cientos de jóvenes homosexuales se suicidan porque sus padres no los aceptan. ¡Hipócritas!", gritaban.

Incluso una familia de manifestantes se acercó a dialogar con los jóvenes por varios minutos, sin que se registraran incidentes de violencia.

La marcha estuvo encabezada por una decena de motociclistas y jóvenes con tambores que arengaban a los asistentes con el cántico de "El que no brinque es ateo".

Los asistentes vistieron de blanco y portaron globos de colores rosa y azul que simbolizaban "la infancia" y "al hombre y la mujer unidos en matrimonio", explicaron los organizadores.

Con frases como "A los niños les va mejor con una mamá y un papá" y "La mayoría queremos un matrimonio natural", así como cánticos religiosos, jóvenes y adultos acompañados de niños iniciaron la marcha desde el monumento a Minerva, icono de la ciudad.

"Vengo porque estoy de acuerdo en que los niños tengan mamá y papá, y no dos papás. Que todos escuchen lo que queremos para nuestros niños y nuestro futuro", dijo a Efe Alejandra Ochoa, de la organización Familia Educadora en la Fe, quien asistió invitada por su madre.

Gabriela Domínguez estuvo en la marcha acompañada de sus tres hijos y su familia para "exigir su derecho" a educar a sus hijos.

"Los están protegiendo a ellos (los homosexuales) y están desprotegiendo los derechos que nosotros tenemos como familia. Yo quiero tener la oportunidad de educar a mis hijos conforme a mis creencias y de acuerdo a lo que yo quiero para ellos en un futuro", afirmó.

La marcha concluyó con discursos de padres de familia y líderes sociales, mientras un mariachi entonaba una pegajosa tonada: "Por el derecho de los niños a tener mamá y papaaa, mamá y papaaa".

Las organizaciones pretenden llevar a cabo otras marchas en los próximos meses.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
64°