El rancho donde ocurrió el enfrentamiento era clave para cártel

MORELIA.- Con más de 100 hectáreas y conexión directa a la Autopista México-Guadalajara, el rancho El Sol, donde se registró un enfrentamiento con un saldo de 43 muertos, era más que una guarida de presuntos integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación.

La propiedad llegó a contar, incluso, con una pista de aterrizaje, y era bodega de combustible que era ordeñado de ductos de Pemex.

El almacenamiento de hidrocarburos habría provocado que una de las bodegas estallara durante el tiroteo registrado el viernes entre fuerzas federales y presuntos delincuentes, según fuentes oficiales.

"Ese rancho fue intervenido hace muchos años porque operaba con una pista de aterrizaje ilegal, pero ya no se supo qué pasó con esa investigación", refirió una fuente oficial.

La finca se ubica a unos kilómetros de la comunidad Tinaja de Vargas, considerada por años por las autoridades como centro de operación del crimen organizado.

"Sabemos hace mucho que Tinaja de Vargas es la cueva de un grupo de operadores de la delincuencia organizada", comentó Luisa María Calderón, candidata del PAN al Gobierno de Michoacán.

"Ahí es un lugar muy conflictivo. Tinaja de Vargas suena hasta como mítico, es como el centro de irradiación de la violencia".

Calderón recordó que el grupo delictivo que ahí opera es investigado por su presunta relación con la muerte de Gustavo Garibay, Alcalde de Tanhuato, quien fue abatido por un comando afuera de su domicilio en marzo de 2014.

La semana pasada, el Procurador michoacano Martín Godoy reveló que dicho grupo es liderado por Adrián Alonso Guerrero Covarrubias y Heraclio Guerrero Martínez, a quienes se les acusa de ordenar el asesinato de Enrique Hernández, candidato a Presidente Municipal de Yurécuaro, ocurrido el 14 de mayo.

"Con estas personas Enrique Hernández mantenía diferencias por el control y administración ilegal de un banco de arena ubicado en Tinaja de Vargas", afirmó.

A unos kilómetros del rancho El Sol también se ubica otra finca que era clave para las operaciones del crimen organizado, el rancho "El Chapulin".

La propiedad, ubicada en el municipio de Ecuandureo, fue intervenida en 2009 por fuerzas federales.

Incluso, las imágenes de ese operativo fueron difundidas por la reportera de Cambio de Michoacán, María Esther Aguilar, quien semanas después fue reportada como desaparecida.

La violencia no ha cesado en esa área.

El 28 de julio de 2003, hombres armados emboscaron y dieron muerte al vicealmirante Carlos Miguel Salazar Ramonet, así como a uno de sus escoltas a la altura de Tinaja de Vargas.

Cuatro años después, tres militares fueron encontrados con huellas de tortura y ejecutados en Ecuandureo.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
88°