Despertaron a 'El Chapo' a tiros y granadazos; aunque inicialmente ya se había escapado

Joaquín "El Chapo" Guzmán escapó de los marinos por un túnel construido en el clóset de su recámara. Oculto entre espejos.

Los marinos pasaron al clóset, pero no detectaron la puerta falsa para acceder al corredor subterráneo.

Éste tenía un dispositivo para abrir la compuerta por donde el capo sinaloense bajó unos dos metros hasta el drenaje. La boca del túnel se encuentra iluminada por lo que Guzmán no tuvo complicaciones para salir librado de la operación naval.

La construcción mide un metro aproximadamente de diámetro y 1.80 de altura, como los encontrados en las casas de Culiacán donde también se escapó de la Marina en febrero de 2014.

Una vez en el drenaje el agua alcanzó la cintura de "El Chapo" y después se fue casi a gatas por la red pluvial durante casi un kilómetro.

La Marina detectó a una célula de "El Chapo" en Los Mochis e información de inteligencia confirmó la presencia del capo gracias a la intercepción de llamadas a su grupo de escoltas dirigidos por Orso Iván Gastellum "El Cholo".

En el momento en que la Marina forzó la puerta principal de la casa, por Bulevar Jiquilpan y de la cochera por Río Quelite, los pistoleros accionaron sus armas contra los marinos que arribaron en tres camionetas.

El personal naval respondió el ataque. La puerta interna de la casa presenta los orificios de los balazos, en el primer enfrentamiento con los gatilleros del narcotraficante.

Los marinos, algunos vestidos de civil, aventaron al menos cinco granadas aturdidoras en la batalla. Entre penumbras.

La sangre de un marino herido quedó en la entrada de la puerta y la operación se complicó debido a que las ventanas de la casa poseen barrotes y láminas que hicieron la función de un blindaje.

La balacera comenzó a las 4:40 de la madrugada del viernes. Las paredes del primer cuarto presenta al menos veinte boquetes de los tiros de fusil.

Para ese momento de la refriega el líder del Cártel de Sinaloa ya se había metido al túnel.

Los marinos subieron a la azotea por donde seguían siendo atacados por los fieles a "El Chapo" quienes saltaron a otros domicilios para tratar de escapar.

En la parte alta del domicilio, de un total de cuatro habitaciones, los marinos utilizaron más granadas aturdidoras.

Las azoteas contiguas fueron escenario de otro enfrentamiento. En el patio de una cochera en Jiquilpan y Río Presidio fueron abatidos dos pistoleros.

Dentro del domicilio donde escapó Guzmán murieron otros dos y uno más en una casa anexa.

Los marinos revisaron la casa, bajo los muebles y en los cuartos de baño para detectar un posible túnel. Encontraron un hoyo bajo el refrigerador, pero era muy pequeño para que cupiera una persona.

Los navales habían informado a los mandos que dirigían la operación desde la Ciudad de México que "El Chapo" otra vez se había fugado.

Federales lo frenan

Pasaron 27 minutos cuando los marinos supieron que el túnel por donde había escapado "El Chapo" se encontraba en el clóset, aseguraron fuentes oficiales.

Los uniformados dieron de culatazos a los espejos que ocultaban el túnel, incluso unos tiros. Descubrieron el dispositivo que abría la puerta secreta. Siguieron la ruta del drenaje. Pero ya no lo encontraron.

"El Chapo" había salido de una alcantarilla a seis calles de distancia en Antonio Rosales y Jiquilpan acompañado de "El Cholo".

La Marina amplió su búsqueda con patrullajes terrestres.

Había detenido a seis y abatido a cinco.

Incluso emitió un comunicado de prensa en la mañana del viernes en donde informó que el operador de "El Chapo", "El Cholo", había escapado de la operación. Pero no mencionó que el capo sinaloense también se había fugado.

Guzmán había robado un auto blanco y después, junto con "El Cholo", hurtaron un auto rojo.

La denuncia del ciudadano que fue despojado de su vehículo alertó a la Policía Federal que detectó el auto robado en la carretera internacional rumbo a Navojoa.

La sorpresa de los federales es que habían detenido la marcha del narcotraficante más buscado.

A los marinos le regresó el color a sus rostros.

Enseguida fueron por Guzmán para continuar su operación Cisne Negro, como identificaron al capo.

Mientras, fue resguardado en el motel Doux en la habitación 51. Donde fue esposado.

Sin tiempo de nada

El domicilio donde fue ubicado "El Chapo" presenta más de un centenar de balazos en las paredes.

La habitación del capo estaba a la derecha de la sala principal.

En la habitación por donde logró escapar Guzmán quedaron rastros de sangre en un edredón y un pantalón de mezclilla.

Ahí fue detenida una persona que lo auxilió en su escape.

En el sillón fueron encontradas dos jeringas y unas cajas de Pentrexyl para la infección de garganta.

Tenía además medicamentos para el dolor de estómago y tinte negro para cabello y bigote.

En la parte alta existen otras tres habitaciones. Una con cuatro dvd's con el segundo capítulo de la Reina del Sur, protagonizada por Kate del Castillo. En otra fue encontrada ropa intima de mujer, labiales, maquillaje y una tarjeta SIM de Telcel.

En la cocina el refrigerador estaba repleto de alimentos. Principalmente de quesos, carne y salsas. En la alacena se observó latas de frijoles, fruta y leche.

Una lavadora con ropa sucia a su lado, fue lo que había en el cuarto de servicio.

La casa, rodeada de olmos, contaba con una cámara de videovigilancia arriba de la puerta ubicada sobre Río Quelite.

Pero de poco sirvió. "El Chapo" despertado por los disparos y las granadas. En su escape ni tiempo tuvo de ponerse una camisa.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
70°