Continúa la violencia en el estado de Nuevo León; ya hay 22 víctimas

Continúa la violencia en Nuevo León; ya hay 22 víctimas

El Gobierno del estado mexicano de Nuevo León reconoció ayer que en las últimas 48 han sido asesinadas 22 personas y atribuyó la ola de violencia a pugnas entre los cárteles del Golfo y de los Zetas.

Los últimos eventos sucedieron la mañana de este domingo en zonas habitacionales del municipio de San Pedro, en el área metropolitana de Monterrey, donde fueron localizados en distintos punto tres cadáveres semidesnudos de jóvenes de unos 20 años de edad.

Además, fue encontrada una cuarta víctima asesinada con un tiro en la cabeza en otro punto de la ciudad.

El gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina, confirmó que uno de los cuerpos fue arrojado frente a la residencia del actual secretario de Seguridad de San Pedro, quien recientemente fue nombrado para ese cargo.

"La violencia está provocada por los cárteles que operan en el noreste del país y se presume que en algunos de los casos sean ajustes de cuentas o reacomodos de estos grupos delincuenciales", dijo Medina después de una reunión de todos los cuerpos de seguridad que vigilan el estado.

"Hay líneas de investigación que ya tenemos confirmadas para dar con los presuntos responsables. Estamos trabajando para recuperar la tranquilidad del estado", agregó.

El gobernador informó que se reactivarán los puntos de revisión en las calles y el despliegue de todos los cuerpos de seguridad para vigilar la zona metropolitana, incluyendo las entradas y salidas.

Los crímenes de ayer se suman a los de tres mujeres y un hombre que fueron asesinados la mañana del sábado en un barrio popular controlado por la delincuencia organizada en Monterrey, capital de Nuevo León.

Entre las mujeres hay una menor de 15 años de edad que estaba embarazada. Las tres fueron asesinadas con arma de fuego y el cuerpo del varón estaba degollado, de acuerdo con la policía.

Además en las 24 horas previas se habían registrado otros 14 asesinatos relacionados con las organizaciones criminales. El evento más relevante ocurrió en el municipio de García, perteneciente también al área metropolitana de Monterrey, donde individuos armados asesinaron el viernes a 10 personas en un centro de distribución de cerveza.

Siete personas murieron en el interior del recinto, mientras que tres heridos fallecieron durante su traslado a centros hospitalarios. Tres de las víctimas fueron encontradas desnudas.

El procurador de justicia (fiscal) de Nuevo León, Javier Flores, dijo el viernes que en el lugar de los hechos hubo "hallazgos que nos permiten tomar como principal línea de investigación un ataque de la delincuencia organizada".

En el lugar fueron encontradas armas de fuego, cargadores, marihuana envuelta de una forma que sugería que era para venta, y una báscula.

Los asesinatos de las últimos días vinieron a romper una tregua de más de un año de relativa paz en la zona metropolitana de Monterrey.

En los años previos a este periodo, la capital de Nuevo León sufrió graves actos de violencia por parte del crimen organizado.

Monterrey, principal centro industrial del país, vivió el 25 de agosto de 2011 el mayor ataque a la población civil perpetrado por el crimen organizado en México cuando miembros de los Zetas incendiaron a plena luz del día un casino y mataron a 52 personas porque sus dueños se negaban a ser extorsionados.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
48°