Carmen Aristegui lleva su lucha a la más alta instancia legal en México

Suprema Corte de México analiza si aborda litigio de Aristegui con MVS

La Suprema Corte de México ordenó hoy a un tribunal menor abstenerse de resolver en el litigio que la periodista Carmen Aristegu imantiene con el grupo de comunicaciones MVS, mientras el máximo órgano judicial determina si atrae el caso.

La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) estimó necesario que el Quinto Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito suspenda el dictado de una resolución en torno a una queja presentada por la comunicadora.

Aristegui se inconformó con el recurso que presentó MVS para dejar sin efecto la admisión del amparo solicitado por la periodista contra la decisión de la empresa de despedirla.

Después de que MVS rechazara el jueves de la semana pasada las propuestas del mediador designado en el caso, José Woldenberg, para resolver el conflicto, la comunicadora presentó una solicitud ante la SCJN para que el máximo tribunal atraiga su queja.

Fuentes de la SCJN explicaron a Efe que alguno de los cinco ministros de la Segunda Sala deberá hacer suya la queja y plantearla a sus compañeros, que entonces deberán resolver si atraen el caso.

Añadieron que si bien no hay un plazo para que se dé esta resolución, "seguramente no tardará mucho" por la relevancia del caso.

La compañía terminó la relación laboral con Aristegui el pasado 15 de marzo en medio de la polémica surgida por el despido de dos integrantes de su equipo de investigación, lo que hizo que la periodista diera un "ultimátum" a MVS para que fueran reintegrados.

La empresa argumentó que no podía aceptar el ultimátum de la periodista para reincorporar a sus colaboradores, los cuales fueron despedidos por vincular a MVS con Mexicoleaks, una herramienta con la que ciudadanos podrán filtrar a la prensa documentos sobre actos ilícitos cometidos por autoridades.

Los dos colaboradores despedidos formaban parte del equipo que sacó a la luz a finales de 2014 que la primera dama de México, Angélica Rivera, había encargado a un contratista del Gobierno la construcción de una lujosa mansión en la capital mexicana, lo que generó una ola de críticas de la sociedad.

La salida de Aristegui de MVS Radio desató una ola de críticas al Gobierno mexicano en las redes sociales, al considerar que se trató de un golpe contra la libertad de prensa.

Antes de acudir a los tribunales, la periodista llamó públicamente el 19 de marzo pasado a dialogar para alcanzar un acuerdo que le permitiera regresar al aire, pero ese mismo día el grupo de comunicación rechazó esa posibilidad.

Pero el 13 de mayo, un juez mexicano ordenó a la emisora dialogar con Aristegui y pagar su salario, al concederle una suspensión de los efectos del aviso de la terminación de su contrato laboral.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
88°