Elecciones en Mexico teñidas de sangre por la muerte de candidatos

Autoridades buscan garantizar las elecciones

GUADALAJARA.- La campaña electoral mexicana atraviesa un momento complicado tras el asesinato el jueves de dos candidatos, que plantea hoy a las autoridades el desafío no solo de esclarecer los crímenes, sino de adoptar medidas para proteger a los participantes en el proceso.

El gobernador de Michoacán, Salvador Jara, aseguró que el esclarecimiento del atentado que cobró la vida de Enrique Hernández será un reto para el estado, mientras el partido al que pertenecía, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), calificó el asesinato como un crimen de Estado.

Miguel Ángel Sandoval, dirigente en Michoacán de Morena, comunicó este viernes la decisión de su partido de abandonar el diálogo con el Gobierno estatal.

Desde abril, aseguró, había advertido al gobierno estatal de los riesgos que existen en Yurécuaro y en otros 27 de los 113 municipios michoacanos.

Hernández, uno de los líderes más reconocidos de los civiles grupos de autodefensa, fue asesinado tras un mitin en Yurécuaro, cuya alcaldía aspiraba a conseguir en las elecciones del próximo 7 de junio.

De acuerdo con el procurador de Justicia de Michoacán, Martín Godoy, el grupo armado viajaba en una camioneta de color gris que estaba cargada con alfalfa. El candidato recibió siete impactos de bala en el ataque.

Los grupos civiles de autodefensa de Michoacán surgieron en febrero de 2013 para hacer frente al cártel de Los Caballeros Templarios y en mayo de 2014 fueron legalizados bajo la figura de agentes de la Fuerza Rural.

Hernández había sido detenido con 19 de sus hombres el 31 de marzo del 2014, acusado del homicidio de Gustavo Garibay, alcalde del municipio de Tanhuato, colindante con Yurécuaro.

Tras ser recluido en un penal de máxima seguridad, un magistrado ordenó su liberación el 17 de junio de ese año, por falta de pruebas.

Después de su liberación acusó al entonces comisionado de Seguridad del estado, Alfredo Castillo, de haberle "sembrado" armas de fuego para inculparlo por la muerte del alcalde.

Hernández se convirtió en el segundo líder de las autodefensas que buscaba un puesto de elección popular, luego que el fundador de estos grupos, Hipólito Mora, se sumó al partido Movimiento Ciudadano en busca de una diputación federal por el Distrito XII, con sede en Apatzingán.

Tras su asesinato, el gobernador Jara informó que en la tarde de hoy se reunirá con miembros del Grupo de Coordinación Michoacán, en el que participan autoridades civiles y militares, a fin de planear nuevas estrategias contra el crimen organizado.

La reunión estará encabezada por Pedro Felipe Gurrola, mando único de seguridad de Michoacán, y en ella participarán miembros de la Procuraduría General de la República, de la Secretaría de Marina y de la Policía Federal, entre otros.

Jara llamó a los diversos partidos a no politizar el tema y esperar el resultado de las indagatorias, pues existen diversas líneas de investigación.

La muerte de Hernández se produjo el mismo día en que un candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a regidor (concejal) en el municipio de Huimanguillo, en el estado de Tabasco, fue asesinado a balazos a las puertas de su casa.

Héctor López Cruz, aspirante a noveno regidor con el candidato del PRI a la presidencia municipal, Gerald Washington Herrera, fue atacado la noche del jueves al volver a su casa, mientras que su hermano resultó herido de bala.

Estas dos muertes se suman a la ocurrida el pasado 1 de mayo, cuando un grupo armado asesinó a tiros a un candidato del PRI que competía por una alcaldía en un municipio de Guerrero, una de las zonas en las que la violencia está más candente.

Ulises Fabián Quiroz, candidato del PRI, fue asesinado cuando realizaba una gira de trabajo en busca el alcaldía de Chilapa de Álvarez, uno de los lugares considerados como focos rojos de violencia y con gran presencia del crimen organizado, donde se disputan la plaza dos grupos antagónicos Los Ardillos y Los Rojos.

Una semana antes de este crimen y en el mismo municipio, el candidato a gobernador por el Movimiento Ciudadano, Luis Walton Aburto, fue interceptado y bajado de su coche por un comando armado, lo que provocó que suspendiera una gira de campaña en esa zona.

Además, el 10 de marzo, la aspirante a candidata del PRD a la alcaldía de Ahuacuotzingo (municipio vecino a Chilapa), Aidé Nava González, fue decapitada por un grupo del crimen organizado.

El próximo 7 de junio más de 83 millones de mexicanos están convocados a las urnas para elegir 1,996 cargos, incluidos 500 diputados federales y los gobernadores de nueve estados.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
49°