Acribillan a candidato en pleno mitin en Michoacán

El candidato dio inicio al movimiento de autodefensas para combatir a los Caballeros Templarios

MORELIA.- Enrique Hernández, ex agente federal que combatió al cártel de Los Caballeros Templarios y se perfilaba para gobernar el municipio de Yurécuaro, Michoacán, fue muerto ayer a balazos.

Hombres armados dispararon contra el candidato de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), cuando se encontraba en una actividad proselitista en el barrio Rincón del Diablo, en la zona centro de esa localidad colindante con Jalisco.

"No soy político, pero quiero demostrar que con voluntad y una administración pública municipal limpia, podemos cambiar la situación en que vivimos", ofreció durante el inicio de su campaña.

Hernández, casi siempre de sombrero y guayabera, no era un hombre de muchas palabras, pero sí de armas tomar.

Su paso como agente federal le dio conocimiento en manejo de armas, defensa personal y persecución de delincuentes.

A eso se atribuye la iniciativa que tomó en 2014 para lanzarse contra los templarios que tenían asolada esa región y extender hasta los límites con Jalisco el movimiento de autodefensas que se había concentrado en la Tierra Caliente.

En su lucha, llegó a exhibir los presuntos nexos de criminales con autoridades.

Al subsecretario de Seguridad Pública del Estado, Adolfo Eloy Peralta, lo acusó de buscarlo para tratar de pactar un acuerdo que permitiera a los templarios seguir operando en la zona y compartir las ganancias de las extorsiones y cobro de cuotas.

El movimiento de autodefensas atribuye a esas imputaciones el encarcelamiento de Hernández, ocurrido el año pasado, cuando en Michoacán estaba el entonces Comisionado Federal para la Seguridad, Alfredo Castillo.

Hernández fue detenido el 30 de marzo de 2014 junto a 18 de sus hombres, acusados de participar en el asesinato del Presidente Municipal de Tanhuato, el panista Gustavo Garibay.

Al Edil lo había ejecutado un grupo armado luego que el Gobierno le retirara la escolta que le habían asignado durante meses tras un primer atentado ocurrido en 2012.

"El Presidente Municipal Gustavo Garibay estaba en contra de la presencia de autodefensas, por lo que se considera que éste fue el móvil que generó el acto criminal", argumentó en esa ocasión Castillo, al anunciar la detención de Hernández.

Durante el proceso judicial, la Comisión Estatal de Derechos Humanos documentó que Hernández fue sometido a golpes corporales y en los oídos, así como a métodos de asfixia.

Luego de dos meses y 17 días en prisión, el fundador de las autodefensas fue puesto en libertad por falta de pruebas y retomó el movimiento armado, hasta que este año Morena lo convirtió en su candidato a Edil.

"Voy a luchar por mi tierra. No voy a prometer nada, yo hablo con hechos", dijo en su arranque de campaña.

"Cuando me decido a luchar contra la injusticia, lo hago sin reserva", sentenció.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
78°