La ciudad de México prohibirá la circulación de vehículos con motores diésel para el 2025

La ciudad de México prohibirá la circulación de vehículos con motores diésel para el 2025

La ciudad de México albergó la “C40”, La Cumbre de los alcaldes, donde los jefes de cuatro delas grandes ciudades del mundo se han comprometido a eliminar los automóviles diésel en sus ciudades.

Los alcaldes de París, Madrid, Ciudad de México y Atenas han estado promoviendo vehículos impulsados ​​por combustibles alternativos, además de aumentar la dependencia del transporte público de fuentes de energía renovables.

El compromiso de los alcaldes de cuatro ciudades, que representan a más de 42 millones de personas, se encuentran en una encrucijada, sobre si dejar seguir circulando a los automóviles particulares que operan con combustible diésel.

Esta resolución de prohibir los autos con motores diésel en estas cuatro áreas metropolitanas, (París, Madrid, Ciudad de México y Atenas) para el 2025, se produce en un momento de incertidumbre para los compromisos globales con el clima, donde las ciudades más importantes y ante la ausencia de la voluntad política a nivel nacional, quieren tomar el lugar de sus países para poder frenar la contaminación.
 
Debido a que una implementación a nivel nacional a menudo carece de unidad regional en estos temas, los gobiernos de las grandes ciudades, en lugar de los estados, son vistos como los primeros promotores y defensores de las políticas y reglamentaciones ambientales más prometedoras.

Varias ciudades ya han prohibido los camiones de los centros urbanos y han tratado de controlar la contaminación al permitir que sólo ciertos vehículos, que son basados ​​según sus matrículas, entren en las zonas urbanas o en las fronteras de las ciudades.

Miguel Ángel Mancera, el alcalde de la Ciudad de México, había admitido que no es ningún secreto que la ciudad se enfrenta a los problemas de la contaminación del aire y del tráfico, debiendo expandir las opciones de transporte alternativo y trabajando para aliviar la congestión en las  carreteras.

La ciudad de París fue noticia recientemente, al prohibir los vehículos fabricados antes de 1997 ingresen al centro de la ciudad, lo que valió alabanzas por activistas ambientales, pero criticada por algunos, por discriminar a los propietarios de los conductores que no tiene la posibilidad de cambias sus autos más viejos.

Este ejemplo de París está siendo observado de cerca por otras capitales europeas que luchan contra la contaminación atmosférica y la congestión. Los líderes políticos de otras ciudades de Europa occidental han indicado que si la prohibición de París resulta ser un éxito, pueden seguir su ejemplo.

Estos temas con la prohibición de motores diésel en las ciudades ya nombradas, está siendo observada detenidamente por las automotrices.

Mientras que Volkswagen ha confirmado recientemente que ya no ofrecerá modelos diésel en los Estados Unidos, varios fabricantes de automóviles han estado mirando el potencial del diésel en trenes de potencia híbridos, a pesar de que el flujo general de la industria automotriz es hacia los vehículos eléctricos.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
64°