Renuncia de ex primera dama mexicana al PAN resta fuerza a alianza opositora

La renuncia de la ex primera dama mexicana Margarita Zavala al Partido Acción Nacional (PAN) resta fuerza a una incipiente alianza opositora y favorece al oficialismo de cara a los comicios de 2018, estimaron hoy el líder de la agrupación conservadora y analistas.

Zavala anunció en un vídeo publicado en la red Twitter que renuncia al PAN para contender como candidata independiente en las presidenciales del 1 de julio del año próximo.

"La dirigencia me ha impedido participar cabalmente y de manera panista en cualquier cargo", expuso Zavala, esposa del expresidente Felipe Calderón (2006-2012), enfrentada el presidente del PAN, Ricardo Anaya, a quien acusó de apoderarse de los órganos del partido y "cancelar la vida democrática interna".

La abogada recordó que hace dos años anunció su intención de buscar la presidencia del país en 2018. "Hubiera querido hacerlo representando el PAN, e hice todo lo que estaba en mis manos para lograrlo", aseguró.

Por ello pidió "métodos democráticos" y "reglas" para la designación de los candidatos del partido. No obstante, añadió, sus iniciativas fueron ignoradas por la dirigencia.

"Quien me compite (Anaya) ha coptado (tomado indebidamente el control de) los órganos del partido y ha terminado por entregar las decisión más importante del PAN a otros", aseveró, en aparente alusión al Frente Ciudadano por México, alianza anunciada el mes pasado entre la agrupación conservadora y los izquierdistas Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano.

Zavala, quien según varios sondeos era la favorita de los mexicanos para encabezar la contienda presidencial por parte del PAN, enfatizó que presenta la renuncia antes de conocer quién será el aspirante del PAN a la Presidencia y la forma en que será elegido. "De no hacerlo, quedaría impedida para participar en la contienda electoral", subrayó.

Los candidatos independientes tienen plazo hasta el 14 de octubre para presentar su candidatura ante el Instituto Nacional Electoral (INE).

En respuesta al anuncio de Zavala, Anaya consideró que la renuncia de la ex primera dama al partido "es una decisión equivocada, porque la salida de Margarita del PAN solo le beneficia al PRI (el gobernante Partido Revolucionario Institucional), ese PRI que no merece otra oportunidad porque le ha fallado a México".

En un mensaje difundido por Twitter, sostuvo que la salida de Zavala también es un error porque la candidatura a la que aspiraba la ex primera dama aún no está decidida. "Y no podemos modificar los tiempos que están en la ley ni los del PAN ni los del Frente Ciudadano por México", añadió.

Señaló que el plazo para registrar el convenio de coalición ante las autoridades electorales, incluyendo el método para elegir a los candidatos, vence el 13 de diciembre.

Finalmente, aseguró que el PAN es más grande que cualquiera de sus miembros en lo individual y el Frente Ciudadano "está fuerte y firme y va arriba en todas las encuestas".

"Vamos a salir adelante y vamos a lograr el cambio profundo que México necesita", puntualizó.

En coincidencia con la opinión del líder del PAN, diversos analistas consideraron que la salida de Zavala merma las probabilidades de éxito de la oposición en las presidenciales.

"Hoy la disputa que fractura al PAN terminará en el mayor retroceso político y electoral del partido azul (Acción Nacional) que, con esa fractura, creará el escenario ideal para la victoria del PRI", argumentó Ricardo Alemán, columnista del diario Milenio.

Sostuvo que desde que llegó a la presidencia del PAN en 2015, Anaya "secuestró" los órganos partidistas, "con lo que garantizó que sus leales lo convirtieran en candidato presidencial, sin medir si era el mejor y más aventajado".

Asimismo, opinó que la renuncia de Zavala lleva al PAN "al papel vergonzoso de palero (persona que ayuda a otra a hacer trampas) del viejo PRI".

A su vez, Carlos Puig, comentarista del mismo diario y conductor del noticiero del canal Milenio Televisión, aseguró que la salida de Zavala y su inscripción como independiente "abren un boquete al Frente (Ciudadano) y en particular a Anaya", ya que comparten votantes.

"También porque el conflicto podría interpretarse como que las candidaturas del Frente ya están arregladas y no hay espacio para otros", abundó.

El analista aseveró que el PRI y el líder del izquierdista Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, quien encabeza las encuestas rumbo a las presidenciales de 2018, celebran la fractura del PAN.

"De eso tendrán que rendir cuentas tanto Ricardo Anaya como Margarita Zavala, cuyas ambiciones impidieron negociación alguna", acotó.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group